Proponen que Marquès repita como síndica de modo interino

10.06.2017 | 10:00
La abogada egarense Isabel Marquès, la última síndica, renunció al cargo en abril del 2016.

Terrassa no puede seguir sin la figura del Síndic de Greuges mientras se reactiva el procedimiento de selección después de los dimes y diretes, las supuestas irregularidades y la anulación del proceso electivo popular que dio como ganadora a Isabel Cazorla. Eso se desprende de la propuesta del Espai Drets, que sugiere el retorno de Isabel Marquès, la anterior síndica, a su puesto de modo transitorio.

El Espai Drets, plataforma que agrupa a diversas entidades terrassenses, propone que Marquès ocupe nuevamente las funciones de defensora del ciudadano ante la administración municipal, "de manera provisional" y hasta que finalice "el proceso que deberá conducir a la elección de un nuevo síndico o síndica". Marquès parece dispuesta a asumir de nuevo el mando de forma temporal, "siempre y cuando haya consenso suficiente para poder aceptarlo", señalan tanto la plataforma como la Comissió Ciutadana de Seguiment i Impuls de la Carta Europea de Salvaguarda dels Drets Humans a la Ciutat.

Porque, como indicaron estas asociaciones en un comunicado, la citada carta europea prevé la elección del defensor "como mecanismo de control y garantía de los derechos en la ciudad". El Ayuntamiento, por tanto, está incumpliendo esa carta, según el Espai Drets, que denuncia "la situación preocupante por la falta de un instrumento vital como la figura de la sindicatura". Hay que actuar ya, dice, y la reincorporación de Marquès es una buena solución transitoria.

Isabel Marquès dejó el cargo hace poco más de un año, en abril del 2016, y Terrassa no dispone de síndico desde entonces. El proceso de sustitución, salpicado de denuncias por supuestas irregularidades y luego anulado, concluyó con la elección de Isabel Cazorla.

Control
El procedimiento se reiniciará después de meses de parálisis, informes y polémicas varias. El Ayuntamiento de Terrassa tiene la intención de poner en marcha un nuevo proceso durante la segunda quincena de septiembre. Aún no ha decidido si se permitirá el voto electrónico, el sistema de participación no presencial que precisamente suscitó dudas y denuncias en el anterior proceso.

El Espai Drets propone que Isabel Marquès, además de ejercer de síndica interina, "participe directamente en el control" del futuro periodo de votación, "ayudando a garantizar que ningún derecho individual o colectivo sea vulnerado". Las entidades se ponen a disposición del Ayuntamiento y del Síndic de Greuges de Catalunya para colaborar con el objetivo de que Terrassa "no quede desprovista de esta figura tan importante".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook




Lo último Lo más leído Lo más votado