Tomar conciencia del valor de los alimentos

08.06.2017 | 04:21
Tomar conciencia del valor de los alimentos

El programa escolar "El menjar no és per llençar" del Consorci per a la Gestió de Residus del Vallès Occidental ha contado con la participación de 548 alumnos de ocho centros educativos de siete municipios vallesanos. Desde el consorcio han valorado de modo positivo el impacto de esta campaña en la medida que, después de la tercera sesión, se había conseguido una reducción de 135 g/alumno de alimentos malbaratados. Haciendo una extrapolación a los más de 250 centros educativos de la comarca, se calcula que cada año se podría dejar de vertir más de cien toneladas de alimentos en las basuras. La actividad "El menjar no és per llençar" se incluye en el programa de educación ambiental que el Consorci per a la Gestió de Residus del Vallès Occidental ofrece a los centros educativos de la comarca. La actividad está dirigida a los alumnos de primaria (ciclo inicial, medio y superior) que asisten al comedor escolar.

El principal objetivo de esta propuesta educativa es identificar que es el malbaratamiento alimentario, sus causas y consecuencias y fomentar hábitos para su prevención. Deshacerse de comida aprovechable supone desperdiciar los recursos naturales y económicos si tenemos en cuenta todo el proceso hasta que llega al plato: producción, transporte, conservación, generación y tratamiento cuando se convierte en un residuo. Desde el consorcio se quiere fomentar la conciencia que hay que diferenciar entre residuos orgánicos y comida aprovechable.

En este curso, el programa ha contado con los alumnos de ocho centros, entre los cuales están las escuelas Rellinars; Roc Blanc y Rosella de Viladecavalls; Joan Torredemer de Matadepera y Font de l'Orpina de Vacarisses; y CEE Ca N'Oriol de Rubí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook