El Banco de Alimentos de Catalunya espera recoger un millón de litros de leche este verano

07.06.2017 | 04:21
El Banco de Alimentos de Catalunya espera recoger un millón de litros de leche este verano

La Fundación Banco de Alimentos de Cataluña espera recoger más de un millón de litros de leche, a través de su campaña "Ningún niño sin bigote", para distribuirlos entre las familias en situación de pobreza.
El presidente de la Fundación, Eduard Arruga, ha explicado durante el acto de presentación de la campaña que en esta tercera edición, que se llevará a cabo del 12 al 23 de junio, esperan superar la cifra del año pasado, en la que recogieron 1.115.000 litros de leche.
En el acto han participado el director de la Fundación Bancaria la Caixa, Jaume Giró, ya que será en las oficinas de CaixaBank donde la ciudadanía podrá donar la leche; la nutricionista Elena Carrillo, y el equipo infantil del AEM Lleida, embajadoras de la campaña y conocidas por proclamarse campeonas de Liga de segunda división infantil masculina.
Arruga ha declarado que piden a la población "todo tipo de leche, ya sea líquida, en polvo, de origen vegetal o incluso leche infantil", siempre que sea para niños a partir de los dos años.
La nutricionista y profesora de la Universitat Ramon Llull Elena Carrillo ha remarcado los beneficios de que los niños tomen "cada día un vaso de 200 mililitros de leche", ya que les aporta aproximadamente "un 20 % de las necesidades proteicas", además de otros nutrientes como "vitaminas y minerales".
Uno de cada cuatro niños se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social, según ha informado Carrillo, y ha declarado que "estos niños tienen menos probabilidades de llegar a la universidad o de adquirir un hogar digno en la edad adulta".
Además de la donación de leche, que se llevará a cabo durante dos semanas, paralelamente también se pueden efectuar donativos económicos a través de varios canales, que Arruga ha calificado de "muy importantes" ya que "la leche que recojamos ahora, solo la podremos distribuir hasta agosto", mientras que con los donativos comprarán leche que podrán distribuir más adelante.
Actualmente los Bancos de Alimentos catalanes atienden a más de 215.000 personas, a las que distribuyen unos 24 millones de kilos de alimentos, pese a lo cual Arruga asegura que esto "no llega ni a una cuarta parte de lo que se necesitaría".
La capitana del AEM infantil, Andrea Gómez, ha hecho hincapié en que "ellas no son ningunas heroínas" y que los verdaderos héroes "son aquellas familias que no pueden alimentar a sus hijos y luchan para hacerlo", y, con relación a la campaña, ha sentenciado que "a veces hace falta hacer cosas especiales para hacer cosas que deberían ser obvias".
"Esperamos que algún día ya no sea necesario hacer esta campaña", ha reclamado Arruga, que ha explicado que a pesar de que la recuperación económica ha reducido en un 15 % los adultos en riesgo de pobreza, la pobreza entre niños solo ha disminuido un 5 %.
La leche recogida en las 1.320 oficinas de Caixabank en Cataluña y otros centros de la entidad se distribuirá directamente sin pasar por el banco de alimentos a 645 entidades sociales, entre ellas Cáritas o asociaciones de atención a la infancia, y las repartirán entre los más de 37.000 niños vulnerables.
"Con la crisis el numero de personas necesitadas subió en ascensor, mientras que con la recuperación, el número baja pero por la escalera", ha sentenciado el director del Banco de los Alimentos.
Arruga ha adelantado que este verano también lanzarán una nueva edición de la campaña "El hambre no hace vacaciones", para recoger todo tipo de alimentos, con especial atención a aquellos que se puedan conservar durante un largo periodo de tiempo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook