Autoconsumo energético en la UPC

01.06.2017 | 08:15
Las placas fotovoltaicas están instaladas en la azotea de un edificio del campus de la UPC.

Los alumnos de la Escola Superior d'Enginyeries Industrial, Aeroespacial i Audiovisual de Terrassa (Eseiaat) de la UPC están decididos a demostrar que el autoconsumo energético a través de fuentes renovables es factible y redunda en un considerable ahorro económico. Y ya lo están haciendo a través del pionero proyecto Solar Campus, que ayer dio uno de sus frutos.

Un equipo de 50 estudiantes de la Eseiaat, en colaboración con estudiantes de otras escuelas de formación profesional de Terrassa y Barcelona, instalaron dos plantas fotovoltaicas para autoconsumo energético en uno de los edificios del campus. La infraestructura está formada por 208 piezas de hormigón y 250 placas fotovoltaicas que dan una potencia de 20 kw colocadas en una superficie de 800 metros cuadrados que proporcionarán un ahorro previsto de unos cinco mil euros al año.

El proyecto Solar Campus es una iniciativa pionera en el panorama universitario español a través del cual la Eseiaat continua con su apuesta de formar ingenieros con proyectos reales. Persigue convertir el campus de la UPC en Terrassa en un "smart energy campus". Los estudiantes, que son los que diseñan, construyen e instalan las placas, estaban ayer finalizando las últimas tareas para dejar completamente lista la primera instalación fotovoltaica en la azotea del edificio TR11, de tres plantas, donde hay laboratorios de investigación y docencia, con dos grupos de investigadores, y aulas donde se forman los estudiantes en robótica. El proyecto aportará un 30% de la energía necesaria para realizar la actividad diaria de docencia e investigación.

Los estudiantes del Solar Campus conectarán las dos instalaciones fotovoltaicas a un sistema de monitorización en abierto, que permitirá a las personas interesadas seguir los datos de generación de energía fotovoltaica, así como el consumo energético de los edificios donde funciona el sistema, de forma que los resultados sean visibles constantemente.

Extender las renovables
Según Sergio García, uno de los estudiantes coordinadores del proyecto, "el objetivo es hacer ver a la comunidad universitaria y a la sociedad en general que el uso de energías renovables para el autoconsumo no sólo es técnicamente factible, sino que es aconsejable, sobre todo en edificios públicos, a pesar del desafortunado impuesto al sol". La intención, prosigue García, es seguir los pasos dados ya por campus universitarios norteamericanos, como el Georgia Institute of Technology, que funciona íntegramente con energías renovables.

Los estudiantes del Solar Campus se han estructurado en seis áreas de trabajo que van desde las más técnicas , como son el diseño de la planta, la monitorización y la logística, hasta las relaciones externas, la comunicación y las redes sociales. Los alumnos son también los encargados de promocionar su trabajo entre las administraciones públicas, las empresas y las escuelas colaboradoras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook




Lo último Lo más leído Lo más votado