Plazas diseñadas para mejorar la seguridad nocturna de las mujeres

25.05.2017 | 04:22
La CUP reclama una buena iluminación en las calles.

La CUP ha logrado que la perspectiva de género se tenga en cuenta también a la hora de diseñar los espacios públicos. Las nuevas calles y plazas o las que se remodelen se proyectarán siguiendo criterios urbanísticos de género para mejorar la seguridad nocturna de las mujeres. Es el compromiso al que ha llegado el equipo de gobierno con la formación anticapitalista y que ha sido incluido en el Plan de Movilidad Urbana de Terrassa 2016-2021 que se aprobará de forma definitiva mañana en el pleno.

Tanto la CUP como el servicio municipal de Polítiques de Género han realizado aportaciones sobre perspectiva de género aplicada al urbanismo. El Plan de Movilidad recoge la necesidad de mejorar la visibilidad de los espacios públicos garantizando la iluminación con un número suficiente de farolas, una correcta intensidad lumínica y su distribución homogénea, evitando contrastes violentos entre zonas muy iluminadas y otras a oscuras.

El documento recoge que será conveniente garantizar el tráfico de personas en calles poco concurridas porque esto refuerza el control informal de esos lugares. Se trata, pues, de eliminar barreras o vallas que creen sensación de espacio cerrado o solucionar problemas de accesibilidad. También está previsto mantener calles y plazas en buen estado porque el mobiliario roto o los espacios descuidados provocan inseguridad. La CUP ha mostrado su satisfacción "contenida" por la inclusión de estos criterios ya que "la letra está bien, pero no hay partida económica detrás".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook