Marcha animalista "contra la perrera"

24.05.2017 | 08:22
Marcha animalista "contra la perrera"
La manifestación, a su paso por la calle de la Font Vella.

"Sabemos que esta es una batalla de largo recorrido, pero no estamos cerrados al diálogo". Susana Villanueva, presidenta de la protectora IMPROCAN, valora en esos términos, en los del primer paso de una larga lucha, la manifestación que la asociación convocó para el pasado sábado. Quizás esperaban a más asistentes, pero para los organizadores no está mal reunir a 150 personas en ese originario capítulo de la batalla para la mejora del Centro de Atención de Animales Domésticos (CAAD) de Terrassa.

La marcha discurrió por calles del Centre, desde la plaza del Doctor Robert, para acabar en el Raval de Montserrat, frente al Ayuntamiento. Uno de los lemas era combatir "la perrera", pues los convocantes consideran que el CADD no funciona realmente como un centro moderno de atención a animales, sino como una perrera de las de antaño. La protesta, decía IMPROCAN en su manifiesto, no era una declaración de guerra, "sino una llamada de auxilio en nombre de todos los animales que se encuentran encerrados en el CAAD".

La asociación terrassense reivindica mejoras en el centro. Exige que los animales "no sean tratados como números, sino como seres vivos" y que se permita a los ciudadanos hacerse voluntarios "sin impedimentos, sin dificultades y sin excusas".

La lista de exigencias incluye que los canes "pasen la mayor parte de su tiempo en un patio o espacio amplio y abierto y que tan sólo los metan en las jaulas para dormir" y que los paseen tres veces al día, como mínimo. La entidad reclama que tanto IMPROCAN como otras asociaciones puedan hacer difusión de las fotos e historias de los animales encerrados en el centro.

"Exigimos que los animales heridos o muertos no sean tratados como un residuo por el servicio de recogida", indica la asociación egarense, que pide también un seguimiento de las adopciones y una revisión de las tasas municipales. No es de recibo que el importe correspondiente a sacar a una mascota del centro le supona a los adoptantes "no poder comer ese mes". IMPROCAN espera "que el Ayuntamiento mueva ficha".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook