Reducen la hondura del estanque del Parc de Sant Jordi

18.05.2017 | 04:21
Los operarios trabajan en reducir la profundidad del estanque del Parc de Sant Jordi.

Una vez concluida la Fira Modernista y tras completarse la rehabilitación de la Masia Freixa, el Ayuntamiento se ha puesto a trabajar en otro de los elementos más reconocibles del Parc de Sant Jordi: el estanque. Los operarios municipales ya han empezado a actuar para "mejorar la balsa". Las obras buscan reducir en 1,70 metros la altura del estanque, lo que supondrá la disminución de su capacidad y, por tanto, prosigue el Consistorio, una mejora en su mantenimiento.

Las primeras tareas consisten en vaciar la balsa para después poder reducir su profundidad. El Ayuntamiento asegura que estos cambios minimizarán algunos de los problemas más habituales en este tipo de estanques, como la acumulación de suciedad en el fondo y en suspensión, además de que también reducirán la presencia de animales no deseados, como mosquitos, y facilitarán un control más efectivo de la legionelosis. El objetivo último de las obras que acaban de comenzar es, principalmente, facilitar las tareas de mantenimiento. Los trabajos permitirán también mejorar el sistema de cloración y filtrado del agua, a pesar de que no cambiará su apariencia exterior, asegura el equipo de gobierno.

La balsa se había utilizado originalmente para el riego de los huertos de la finca. Con el paso del tiempo, la reducción de parte del caudal natural y de otras modificaciones del entorno provocó que perdiese su utilidad. En la actualidad, explica el Consistorio, "las condiciones de la balsa la hacían innecesaria, más allá de su valor ornamental, que se mantiene con la actual intervención".

El Ayuntamiento también aprovechará las obras para mejorar el acceso a la zona sur del Parc de Sant Jordi. En total, todos los trabajos previstos supondrán una inversión de 30 mil euros.

Quejas de algunos vecinos
La Associació d'Amics del Parc de Sant Jordi ha expresado su malestar por cómo se están desarrollando las obras. Aseguran que el hecho de retirar las vallas que hay alrededor del estanque y la zona de vegetación "facilitará que haya aún más actos incívicos". La asociación reclama más vigilancia policial o la creación de agentes cívicos para llamar la atención a los dueños de los perros que dejan que estos meen sobre las plantas y a los niños que pisan los jardines.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook