Els Mossos investigan un caso de "Ballena Azul" en Terrassa por inducción al suicidio

13.05.2017 | 04:23

Els Mossos investigan seis casos de "Ballena Azul" en Catalunya por inducción al suicidio, de los cuales uno de ellos es en Terrassa. La noticia, anunciada por RAC1 esta mañana, ha sido confirmada por la consellera d'Ensenyament, Meritxell Ruiz a la misma emisora. Los otros casos sujetos a investigación se han detectado en Santa Coloma, Sabadell, Balaguer y Girona, y una de las víctimas solo tiene 12 años. El portavoz de los Mossos, en declaraciones a Rac1, ha solicitado a las familias que estén vigilantes de sus hijos para detectar a tiempo estas situaciones y ha solicitado a los padres que se interesen por las charlas que los agentes realizan en los centros educativos sobre la seguridad en Internet. Oliva ha denunciado que hoy por hoy estas charlas no han tenido mucha acogida.
Por su parte, la consellera d'Ensenyament ha explicado que se ha puesto en contacto con los centros educativos de cada zona y municipio para que estén alerta y se puedan evitar más episodios de esta cadena de retos para llegar a quitarse la vida. Ruiz ha añadido que "estamos hablando de menores y de adolescentes y el mensaje que quiero lanzar es que hay que estar encima de lo que ocurre". La consellera ha advertido de que "si tu hijo o hija sale a caminar a las cuatro de la madrugada, no es normal. Pasa algo. Se ha de hablar mucho, mirar mucho, insistir mucho, y, si es necesario, acudir al servicio de salud".
El fenómeno virtual de la "Ballena Azul" consiste en que una vez que el participante se inscribe en el juego se le asigna un "curador" que le propone diferentes retos que debe superar en los siguientes 50 días y que deberá demostrar grabándose en vídeo o fotografía. Los adolescentes reciben mensajes en su teléfono o en perfiles de Facebook con las pruebas que deben realizar. Tras finalizar los retos, el "curador" pide al participante que se suicide. El primer caso se detecto hace tres semanas,, cuando una chica fue ingresada en el hospital porque quería acabar con su vida siguiendo las indicaciones que le habían dado por Internet.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook