El Montserrat Roig abrirá una nueva línea

12.05.2017 | 04:21
Alumnos en un aula del instituto Montserrat Roig, en la calle de Cervantes.

La Generalitat abrirá una nueva línea en el instituto Montserrat Roig para paliar la falta de plazas de enseñanza secundaria en la zona 2 de Terrassa. Así lo anunció ayer Rosa Maria Ribera, edil de Educación, después de recibir la noticia de boca de Carme Vigués, directora de los servicios territoriales de Ensenyament en el Vallès Occidental.

Ribera celebró la medida adelantada por la Generalitat y dijo sentirse aliviada "ante este golpe de timón, que por fin nos pone en la buena dirección". Ayer mismo se reunió con las AMPA de Terrassa para valorar la situación. Según el Ayuntamiento, la concejal reiteró a los representantes de padres y madres de alumnos su voluntad de seguir de cerca las medidas aplicadas "para que se llegue a una solución lo más satisfactoria posible para toda la comunidad educativa".

Padres que residen en la zona 2 y que habían reclamado más plazas de 1º de ESO en los institutos de la zona celebraron ayer la noticia del departamento de Ensenyament. Víctor Hernández, padre de una niño que cursa 6º de primaria en la Escola Serra de l'Obac y que ha liderado una recogida de firmas en las redes a través de la plataforma Charge.on, manifestó que "estamos muy contentos porque Ensenyament ha dado respuesta a nuestra demanda. En la zona 2 hay escuelas de primaria públicas que dependen de tres institutos (Can Roca, Montserrat Roig y Torre del Palau) y las plazas de 1º de ESO que ofertaban eran insuficientes".

Disfunción
Hernández explicó que durante el proceso de preinscripción, al observar que podía suceder esta disfunción entre oferta y demanda, ya se pusieron en contacto con Rosa Maria Ribera para comunicarle su inquietud y también con la directora de Serveis Territorials, pero con esta última a través de carta.

El padre reconoció ayer que una de las soluciones que había era hacer la preinscripción en institutos donde se amplían plazas (Blanxart y Copèrnic) pero manifestó que es "injusto porque obliga a una escolarización en unos centros públicos cuyo proyecto educativo no compartimos y porque en función del lugar de residencia quedan muy alejados del entorno habitual de nuestros hijos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook