Festa de la Creu por todo lo alto

09.05.2017 | 08:30
Festa de la Creu por todo lo alto
Antònia Ferrer y Manuel Díaz, felices, tras recibir el título honorífico y los obsequios.

La Festa de la Santa Creu y Arbre de Maig, celebrada el domingo en la parroquia de la Sagrada Família de Ca N' Aurell fue de nuevo una explosión de cultura popular. El Esbart Terrassa, organizador de la fiesta, convirtió el recinto al aire libre que preside la iglesia en un escenario acogedor que enlazó el baile de sardanas de Amunt i Crits y danzas populares del Esbart y otros grupos con exhibiciones de los Diables de La Maurina, del Bitxo del Torrent Mitger, del drac Baluk de Ca N' Aurell y los Gegants de Terrassa. Y todo ello amenizado con la música de Musikària.

Todos los grupos participaron antes en una cercavila que partió de la Plaça del Progrés para llegar hasta el punto de encuentro festivo. En la pausa para que las formaciones tomaran un respiro, tuvo lugar el reconocimiento a los padrinos, cuyo título ha recaído este año en Antònia Ferrer Izard, de Geganters de Terrassa, y Manuel Díaz Rovira, del Esbart Terrassa y también del grupo de teatro amateur Sin Memorian Teatre Band de la Agrupació Folklòrica Amunt i Crits.

Los homenajeados recibieron la placa y sendos ramos de flores de Anna Díaz, miembro del Esbart Terrassa, así como las felicitaciones del alcalde Jordi Ballart y del presidente del Esbart Terrassa, Joan Molina, entre otros representantes como el concejal de Cultura, Jordi Flores y la presidenta de Amunt i Crits, Núria Escudé.

Emocionados
Antònia y Manuel, arropados por un numeroso público, se mostraron ilusionados y emocionados por el tributo popular de la entidad con la que trabajan y colaboran hace años. Para ambos fue una sorpresa y manifestaron que hay muchas personas que lo merecen. Antònia expresó que "me siento muy feliz porque, además, este título de padrino también se lo concedieron a mi esposo, Antoni Messeguer, ya fallecido y cuyo "gegantó" está aquí junto con otras figuras de cartón-piedra. La Festa de la Santa Creu es una fiesta muy entrañable". Por su parte, Manuel compartió sus palabras y agregó que "todos los años he formado parte de la comisión organizadora y también bailaba con el conjunto de "dansaires" del Esbart Terrassa. Me ha conmovido estar este año al otro lado de la barrera y ser uno de los protagonistas aunque hay muchísimas personas que también podrían recibir este título porque se lo merecen". Tras el acto, miembros del Esbart Terrassa interpretaron en su honor el Ball de la Coca y el rector Josep Esplugues bendijo el Arbre de Maig simbolizado en la Creu del Terme decorada con flores. A continuación se inició la celebración de la misa con la presencia de los Gegants de Terrassa, que aguardaron hasta el final para ofrecer el Ball de la Kaxutxa. Cabe decir que la entrada de los Gegants de Terrassa en la iglesia de la Sagrada Familia es un hecho singular porque la imaginería popular no suele entrar en recintos eclesiásticos. La Festa de la Santa Creu se recuperó en 1985 y desde entonces se ha celebrado de modo interrumpido cada año continuando así la tradición propia del barrio de Ca N' Aurell.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook