La policía halla 212 plantas de marihuana en una casa alquilada

06.05.2017 | 04:21

Los dos inquilinos de una casa han sido imputados por un supuesto delito contra la salud pública (tráfico de drogas) y otro de defraudación de fluido eléctrico: la Policía Municipal entró en la casa y halló 212 plantas de marihuana y la luz pinchada.

Un testigo informó a la policía el miércoles, a las dos de la tarde: una casa ubicada en la calle de Mossèn Àngel Rodamilans (Ca n'Anglada) tenía la puerta forzada. Unos agentes comprobaron que las dos puertas del inmueble habían sido violentadas con una palanca. La vivienda parecía deshabitada. Posiblemente lo estaba, pero no se encontraba vacía, al menos de útiles.

Según fuentes policiales, dentro había dispuesta una infraestructura para el cultivo de marihuana: ventiladores, tiestos, sacos de abono, focos... La electricidad estaba conectada de manera fraudulenta y allí dentro, repartidas en tres habitaciones, había una plantación de marihuana: 212 matas plantadas en macetas.

La Policía Municipal contactó con el dueño del inmueble y obtuvo los datos de los inquilinos. Estos fueron citados en la Jefatura local, donde se les imputaron los dos delitos: uno contra la salud pública y otro de defraudación de luz.

El cuerpo local comunicó el hecho a una compañía de suministro eléctrico para que operarios desconectasen la corriente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook