Salud

La contaminación empeora los casos de asma

02.05.2017 | 08:29
El uso adecuado del inhalador es clave para tener controladas las crisis asmáticas.

La dificultad para respirar, la tos, la opresión torácica y los pitidos en el pecho son los síntomas más característicos del as-ma, una enfermedad respiratoria que afecta a unos 300 millones de personas en todo el mundo.

En España, uno de cada diez niños en edad escolar sufre asma y por tanto puede ver deteriorada su calidad de vida en caso de crisis o ingresos hospitalarios, según la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Infantil (SEICAP). La contaminación del aire es uno de los principales enemigos de la población infantil con asma, el sector más vulnerable. Un 12 % de la población infantil española sufre asma, una enfermedad infradiagnosticada en un 50 % de los casos, según los neumólogos, que reivindican más campañas de información sobre esta patología coincidiendo con la celebración hoy, 2 de mayo, del Día Mundial del Asma. Los pediatras alergólogos recomiendan a los niños asmáticos tomar medidas preventivas como evitar los esfuerzos físicos y ejercicios al aire libre cuando los niveles de polución superen el umbral de seguridad.

Hoy, Día Mundial del Asma, el lema escogido para este año es: mejor aire, mejor respiración, con el objetivo de concienciar sobre la importancia de cuidar el medio ambiente y el aire para disminuir la incidencia de asma, sobre todo en los niños. Desde SEICAP se insiste en la importancia de mantener un aire limpio en el hogar, libre de humo de tabaco.

Es importante tratar los síntomas cuando se presentan para evitar que empeoren y causen un ataque de asma. Las crisis se pueden prevenir si se siguen las recomendaciones del neumólogo en cuanto a tratamiento y estilo de vida.

El tabaco, por ejemplo, causa un aumento de crisis de asma y hace que el tratamiento con corticosteroides inhalados sea menos efectivo. No olvidemos que esta enfermedad hace que las vías respiratorias se inflamen, estrechen y dejen pasar menos flujo de aire. Una obstrucción que puede combatirse por acción de la medicación.

"Hay muchas personas con síntomas de asma leve que no lo identifican como problema y lo confunden con resfriados mal curados", ha indicado el director del Servicio de Neumología del Hospital Sant Pau y coordinador de la Guía Española para el Manejo del Asma, Vicente Plaza. "Si les ayudásemos a identificarlo, visitarían más a sus médicos de familia y se diagnosticarían más pacientes, lo que podría prevenir crisis de asma", ha propuesto.

Uno de los problemas del asma es que puede aparecer a cualquier edad. Por suerte, las terapias inhaladas han mejorado y hay terapias biológicas para casos en los que la enfermedad está más avanzada. El asma no se cura pero sí se controla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook




Lo último Lo más leído Lo más votado