Salud

Cómo prevenir los problemas de la voz

25.04.2017 | 08:44
Estar afónico o tener ronquera son dos de las principales alteraciones que afectan a la voz.

Entre un ocho y un diez por ciento de los españoles padecen problemas de voz durante el año, si bien la mayoría de los afectados no se tratan de una forma adecuada. Así lo aseguran las estimaciones de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (Seorl). La entidad aconseja que cuando una persona nota que tiene un trastorno de la voz que dura más de dos semanas acuda al especialista, un otorrinolaringólogo, para detectar la presencia de posibles lesiones.

El órgano de la voz, la laringe, puede sufrir diferentes alteraciones, entre las que destacan las ronqueras, las afonías y las difonías. "Se trata de problemas que pueden afectar a cualquiera, puesto que existen varios factores que influyen en su aparición, como pueden ser los cambios bruscos de temperatura, los aires acondicionados, los ambientes secos y, sobre todo, el consumo de tabaco y alcohol", afirma la doctora Isabel García López, de Seorl.

Cuidados
Por otra parte, hay oficios más proclives que otros a la aparición de problemas de voz. Según una lista que ha elaborado la Seorl, los profesores y los monitores de gimnasio ocupan los primeros puestos entre las profesiones con más riesgos para la voz. También destacan los cantantes, los actores y las actrices. Son, en definitiva, trabajos en los que la voz resulta un instrumento laboral indispensable. Si se utiliza de una forma incorrecta, las cuerdas vocales pueden resentirse y dar lugar a lesiones benignas, como nódulos vocales o, por ejemplo, pólipos.

Desde la asociación indican que, si detectamos un problema en la voz, "lo importante es no dejarlo pasar y ser precavidos, porque detrás de una afonía o una disfonía duraderas se pueden encontrar patologías potencialmente peligrosas que pueden comprometer, en mayor medida, nuestra salud", comenta la doctora García López.

Más allá de que el tabaco y el alcohol están asociados a una mayor presencia de trastornos de la voz, existen una serie de cuidados que sirven para prevenir la aparición de estos problemas. Es lo que se denomina "higiene de la voz". En este sentido, la doctora García López explica que "es importante no forzar la voz, ni carraspear, puesto que ello supone un sobreesfuerzo para las cuerdas vocales, al igual que hablar en ambientes ruidosos". De hecho, conviene no hablar durante mucho tiempo seguido.

El motivo es que la laringe no está preparada para hacerlo durante más de 50 minutos sin parar, según estima la Seorl. Para cuidar la voz también hace falta hidratarse mucho (es decir, beber agua), procurar que el descanso diario sea correcto y evitar, en la medida en que sea posible, estar en ambientes en que haya humo o polvo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas