Tribunales

Acusado de abusar de su sobrina de 7 años

23.04.2017 | 04:22
Zona de Can Boada del Pi próxima al lugar de los hechos.

Es responsable de lo que hizo, pero no del todo. Sabía que aquello estaba mal, pero tiene problemas para controlarse. Eso afirma el fiscal que acusa a un hombre, incapacitado, de abusar de su sobrina de 7 años pero al mismo tiempo le exime de parte de la pena. Y reclama nueve años y diez meses de prisión, con internamiento en un centro de educación especial.

"Ese hombre no está bien", dijeron vecinos de Can Boada del Pi poco después de la detención. Eran las 2.30 de la tarde del 9 de febrero del 2014. La niña había ido a visitar a su tío y él la llevó a un parque próximo a la avenida de Can Boada del Pi. Él tenía casi 42 años. Ella, casi 8.

Él se desabrochó los pantalones, sacó su pene erecto y lo metió en la boca de la niña, según el fiscal. La pequeña se marchó a jugar y regresó al rato. Y su tío le mostró su miembro otra vez y ella lo masturbó, añade la acusación. No menos de tres testigos lo vieron. Llamaron a la policía. Empezó a concentrarse gente. Llegaron familiares de la cría y el tío. Y arribaron agentes de los Mossos d'Esquadra, que hablaron con la menor y con el implicado, con los testigos y con otro hombre que, según vecinos, era el padre de la pequeña. Y se llevaron esposado al sospechoso. Aquel mismo día, tarde de domingo, los testimonios prestaron declaración en la comisaría de Can Tusell.

El detenido pasó a disposición judicial. El asunto fue tramitado como sumario por el juzgado de instrucción número 3 de Terrassa y el juicio ha sido señalado para el próximo lunes en la Audiencia Provincial. "El procesado se encuentra afecto de un retraso mental compatible con un grado moderado-leve", apunta el Ministerio Público. "Presenta un déficit intelectivo", añade la Fiscalía. Conoce las normas elementales de conducta pero puede existir en su caso "un déficit de adecuación a las mismas". Ello comporta que el acusado "conozca lo inadecuado de la conducta realizada con la menor pero tenga mermada parcialmente su capacidad para controlar su conducta y adecuarla a las normas".

Eximente incompleta
De hecho, el sospechoso está totalmente incapacitado desde enero de 1997. Su tutora es su hermana. El 20 de marzo del 2014, la Audiencia Provincial prohibió al procesado vivir en Terrassa y salir de Sabadell. No podía acercarse a menos de mil metros de la niña. No podía comunicarse con ella.

El Ministerio Fiscal afirma que el inculpado es autor de un delito de abuso sexual, si bien en su responsabilidad penal concurre una eximente incompleta por anomalía o alteración psíquica. Por eso el fiscal solicita una pena de nueve años y diez meses de prisión, con orden de alejamiento de ocho años más. Y por eso, en realidad, la pena reclamada es de ingreso clínico. El escrito de acusación pide que el tribunal imponga al encausado una medida de internamiento "para educación especial" por un tiempo máximo de 12 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook