El faraón aparece persiguiendo a los hebreos en el retablo mural de Sant Pere

15.04.2017 | 14:41
El retablo mural de Sant Pere, objeto de la monografía de Merlet, el boletín del Museu de Terrassa.

"Sin duda, una de las obras pictóricas más excepcionales que se conserva en Europa, sobre todo por su concepción como muro de obras esculpido, totalmente inusual y sin ejemplos en todo el arte medieval", concluye Carles Sánchez, profesor de la Universitat Autònoma de Barcelona, su monografía sobre el retablo mural de la iglesia de Sant Pere de Terrassa que publica en el último número (el 49) de Merlet, el boletín informativo del Museu de Terrassa. Los "heridos" por la historia de la ciudad esperamos cada seis meses la aparición del nuevo Merlet, sabedores que siempre lleva informaciones inéditas sobre el patrimonio o el conocimiento del pasado local, y un artículo o estudio largo, que en esta entrega se dedica a este retablo fascinante por sus características, su historia, sus motivos, los interrogantes que tiene pendientes

Oculto y descubierto en 1895
El conjunto estuvo desaparecido durante casi doscientos años. Aguilar señala que se realizó en dos fases pictóricas, la primera a partir del siglo VI y la segunda posiblemente durante la segunda mitad del siglo XII. Pero en el siglo XVIII Nicolau Traver realizó otro retablo que lo cubría, y el primigenio permaneció oculto, olvidado, ignorado, hasta que en 1895 fue descubierto con motivo de la restauración que el arquitecto diocesano Francesc de Paula del Villar desarrolló en la iglesia de Sant Pere. El hallazgo maravilló a los historiadores de la época, que se apresuraron a realizar los primeros análisis.

También desde ese momento los historiadores se han referido al conjunto como un "retablo pétreo", pero Sánchez señala que "realmente no se trata de un retablo -entendido como una obra tallada de forma independiente, sino de un muro de obra de 'reblert' y mortero que fue esculpido o tallado en su parte exterior. El retablo está esculpido, por tanto, sobre un muro que cierra la absidiola central".

La restauración realizada en el año 2009 ha permitido identificar alguna de las escenas representadas. Sánchez las analiza, señala detalles que han pasado inadvertidos en anteriores estudios sobre el conjunto, y sostiene que, en la escena de la derecha, la figura con una corona de tres puntas -rematada con una bola-, acompañada por otras dos, y representadas sobre dos carros -se ven las ruedas- no es Moisés, como se había identificado hasta ahora, sino el faraón, el rey de Egipto, persiguiendo a los hebreos. También en un folio de la Biblia de Ripoll aparece el faraón con una corona de ters bolas, y acompañado de su seguicio. "Aunque, a diferencia de lo que es habitual, en el retablo mural de Terrassa no es visible la separación de las aguas, la presencia del faraon con su ejército nos lleva a pensar que el tema representado es el Paso del Mar Rojo -ya sugerido por Josep Gudiol i Conill o bien una variante iconográfica del mismo tema, como la propia persecución de los hobreos por parte del faraón y su ejécito,q ue relata el libro del Èxodo".

PARA VERLO
Horario de Semana Santa. La Seu d'Ègara puede visitarse estos días en el horario habitual: hoy y mañana (festivos) y el domingo, de once de la mañana a dos de la tarde, y el sábado de diez de la mañana a 1.30 de la tarde, y de cuatro a siete.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook