Destino comercial y objetivo de las grandes cadenas

16.04.2017 | 11:27
Interior del nuevo BonPreu del Portal Nou.

En apenas dos décadas Terrassa se ha consolidado como destino comercial. La cuarta ciudad en población de Catalunya cuenta con un centro peatonal que funciona como un gran centro comercial al aire libre, una gerencia profesionalizada, más de 2 mil plazas de aparcamiento y un programa pionero de dinamización comercial. En una clara apuesta por el comercio como sector económico, la ciudad cuenta con cinco ejes comerciales en los sectores de Sant Pere Nord, Sant Pere, Ca N'Aurell, Ca N'Anglada y La Maurina.

Tras la crisis del consumo de los últimos años, Terrassa experimenta en la actualidad un repunte de la oferta comercial de la mano de un marco normativo más permisivo y la apuesta las grandes cadenas por ganar nueva cuota de mercado.

En ese contexto, Parc Vallès ha dado un giro como centro comercial con el objetivo de alcanzar los 8 millones de visitantes anuales y a final de año el grupo Citygrove estrenará el nuevo complejo Terrassa Plaça en Montserrat, con la esperanza de alcanzar las 4 millones de visitas. Todo ello en plena reestructuración del mapa de los supermercados y los hipermercados en la ciudad.

En apenas dos años, firmas como Aldi, Condis y Mercadona han librado una auténtica batalla por la implantación junto a nuevos operadores como Bon Preu, que aterrizaba en la ciudad abriendo un hipermercado Esclat en la antigua fábrica Agut y un supermercado en el portal Nou. En poco tiempo también hemos visto como Eroski absorbía Caprabo y Carrefour compraba el hipermercado de la cadena vasca en Montserrat.

E

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook