El coleccionismo terrassense ya tiene su libro de historia

08.04.2017 | 08:52
Ana Fernández interviene en la presentación del libro.

Por fin la Associació de Col·leccionistes no solo tiene historia, sino que, gracias a la labor de Ana Fernández, ya la tenemos escrita", afirmó Miquel Paraira, su presidente, en la presentación del libro "Col·leccionistes de Terrassa. Catàleg de la seva història", en el Centre Cultural. Su publicación había sido una larga reivindicación de los socios, "también porque contribuye a completar la calidoscópica crónica de la sociedad terrassense", y hay que recordar que el coleccionismo, en Terrassa, ha tenido y tiene un dinamismo excepcional. Lo prueba este libro, por lo que explica y porque n o hay noticia de otra ciudad catalana o española que cuente con una historia de su coleccionismo tan exhaustiva, investigada y escrita con un rigor científico, tan "catalogada" como ésta.

Ana Fernández nunca ha sido coleccionista, lo que no le ha impedido buscarlo y explicarlo todo sobre el tema, y contextualizarlo, con una pasión que se nota en cada página. "Asociaciones como la vuestra posibilitan que las cosas cotidianas pasen a ser visibles, patrimoniales, objeto de futuras investigaciones. Porque, por ejemplo, en una colección de bolsas de azúcar, hay unos diseños gráficos, una forma de comercializar el producto, pueden verse muchas cosas, y esto también es historia", afirmó.

Y contra el tópico que lo relaciona exclusivamente con personas mauyores, subrayó que " hay muchos jóvenes que se interesan por el coleccionismo. En las tardes que he pasado investigando en el Arxiu Històric Comarcal me he encontrado con gente joven indagando sobre temas del pasado de Terrassa".

Opiniones y precedentes
Basta con hojear las páginas de "Col·leccionistes de Terrassa" para darse cuenta del ingente trabajo que ha supuesto su realización. Ana Fernández lo ha escudriñado todo y se ha leído cualquier cosa donde sospechara que pudiera haber algo sobre coleccionismo terrassense. Esto es, que se ha repasado también toda la prensa local y comarcal, y de esas páginas amarillentas ha desenterrado un montón de datos y textos que nos dicen que el coleccionismo local es una tradición más antigua, continuada y arraigada de lo que creíamos.

Así, el primer capítulo es "una colección de opiniones sobre el coleccionismo y los coleccionistas, desde el punto de vista también de psicólogos, sociólogos, escritores, que encontré interesantísimas". Los tres siguientes son quizá los más apasionantes por arrojar mucha luz sobre los ignotos (ahoramenos) orígenes y primeros tiempos del tema: "Notes sobre la Catalunya i la Terrassa col·leccionistes (1850-1933)",; Els precedents de l'Associació de Col·leccionistes de Terrassa (1933-1939)" y "Col·leccionisme i franquisme" (1942-1949)".

No elude en ellos Fernández la eterna polémica sobre la fecha de creación del Grup Filatèlic (ahora ACT), sobre la que fue diáfana. "Una entidad nace en el momento en que un grupo de gente decide compartir un proyecto y dedicar tiempo a él." En base a ello, "para mí, como Ana Fernández, está claro que en 1933 ya podemos hablar de un Grup Filatèlic precedente, esté o no en el origen de la entidad actual. Pero, como historiadora, me he de remitir a los documentos. Y el libro de actas del Grupo Filatèlico y Numismático de Educación y Descanso de Tarrasa indica diciembre de 1947 como la fecha de la constitución oficial del mismo".

¿Cuando empezó el coleccionismo en Terrassa? Es imposible decirlo, y más teniendo en cuenta que guardar, clasificar y exhibir con orgullo objetos "son cosas que claramente nos diferencian de los animales, y nos dan placer", como recuerda Raimon Escudé en unos de los prólogos, y que los seres humanos venimos haciéndolo desde el principio de los tiempos. Pero Fernández ha descubierto que en 1884 el semanario El Eco de Tarrasa anunciaba que se había puesto a la venta la colección completa de las fotografías de les Esglésies de Sant Pere realizadas por Adrià Torija, "noticia que nos sirve para inferir que el coleccionismo fotográfico de este tipo ya era un hecho en la ciudad". Doce años más tarde, en 1896, el diario Egara hablaba del herbolario que acababa de adquirir el botánico Joan Cadevall. En el albor del siglo XX existían en Terrassa diversas colecciones científicas. De la misma época hay indicios de que la ciudad contaba con coleccionistas de láminas (entonces denominadas "cromos"), sellos, monedas y postales. Josep Torrella i Carreras recibía cada sábado postales nuevas en su estanco de la calle de la Rutlla, número 7, y en 1911 existió, en la misma calle, número 29, un establecimiento dedicado exclusivamente a ellas (Bazar Postal) En 1905, Joan Vallès i Pujals, en el semanario La Sembra, recomendaba a los viajantes de comercio "que, para llenar las largas horas, desocupadas, consubstanciales a su trabajo, se dedicaran, entre otras actividades, al coleccionismo".

Miquel Taló i Amigó, el primero
¿El primer coleccionista de filatelia, numismática y medallística de Terrassa conocido? Miquel Taló i Amigó (1845-1904), El 27 de marzo de 1903 hizo la donación de todas sus monedas al Casino del Comerç, donde había trabajado como conserje, celebrada con una fiesta con actuación de la orquesta La Armonia. Eran 529 piezas, que fueron depositadas en las vitrinas del Casino del Comerç."Miquel Taló solo puso una condición a su cesión, que en caso de disolución de la entidad, la colección volviera al donante o, si este hubiera muerto, se hiciera entrega a sus herederos legítimos. Finalmente, como ha informado Rafel Comes, este monetario, junto con otras donaciones que hicieron otros socios del Grup, fue subastado por Casino el 22 y el 29 de diciembre de 1979".

"Es un placer escuchar a Ana Fernández, estaríamos horas haciéndolo,. Explica las cosas de una manera que nos atrapa a todos, como en este libro que era necesario", cerró el acto el concejal Jordi Flores.

LOS DATOS
Título: "Col·leccionistes de Terrassa. Catàleg de la seva història"
Autora: Ana Fernández Álvarez
Editorial: Fundació Torre del Palau
Precio: 28 euros (socios: 23 euros)

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas