698 personas más se benefician de la tarifa social del agua

01.04.2017 | 08:55
Las bonificaciones en el recibo del agua se implantaron hace cinco años.

La campaña de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de aplicación de la tarifa social del agua, iniciada a principios de 2016, ha detectado 698 personas que cumplían las condiciones adecuadas. Son personas usuarias de alguno de los servicios de este departamento: ayuda de atención a domicilio, telesasistencia y comidas a domicilio.

De este número de viviendas, en el setenta por ciento de los casos, los servicios de atención han llevado a cabo una tarea integral de detección, información y trámite final con la compañía suministradora. En el resto de casos, la tarea del personal municipal ha finalizado con la preparación de la documentación y ha sido la familia de la persona usuaria la que ha entregado la solicitud.

Desde Servicios Sociales se han detectado en el último año un total de 952 posibles usuarios susceptibles en la aplicación de la tarifa reducida del agua, que supone el descuento del noventa por ciento en la cuota de servicio para los dos primeros tramos de consumo, es decir hasta 30 metros cúbicos el trimestre. Desde el Ayuntamiento han explicado que en 254 casos no se ha podido aplicar la tarifa social por diversos motivos que van desde cambios de la situación personal en el momento de la visita, a la modificación de ingresos, el empadronamiento de más miembros en el domicilio, situaciones de baja del servicio por cambio de municipio o el ingreso en un centro residencial. Por distritos, el número 6 es el que ha registrado más personas beneficiarias con un total de 148; sigue después el 5 con 133 y el 3 con 115. En el distrito 1 se han tramitado 106 tarifas sociales, en el 4, 194 y en el 2, 92.

Nivel de ingresos
Para contar con esta bonificación es necesario que la persona esté empadronada en el domicilio y disponga de unos ingresos máximos de 11.154, 82 euros, en el caso de un sol residente; de 15.616,75 euros para dos residentes o de 20.078,68 euros en situaciones de tres o más residentes.

La tarifa social en el suministro del agua tiene su punto de partida en diciembre de 2012, cuando el pleno del Ayuntamiento aprobó una bonificación para aquellas familias más vulnerables y que consiste en una reducción de un noventa por ciento de la cuota de servicio para los dos primeros tramos del consumo. Como el motivo es que la tarifa social contribuya a garantizar el acceso al suministro de agua en la población en situaciones de vulnerabilidad económica y social, en 2014 se amplió el colectivo de usuarios que tenían acceso y, posteriormente, en julio de 2015, se volvió a modificar para dar entrada a más personas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook