Miles de personas se manifiestan a favor de la recuperación de la gestión pública del agua

20.03.2017 | 11:45
Miles de personas se manifiestan a favor de la recuperación de la gestión pública del agua

"El proceso es imparable, y hoy también tenemos el ejemplo en esta alianza entre la ciudadanía y la política democràtica. Porque no olvidemos que en esta gestión pública también está en juego la propia democracia, el fortalecimiento de la democracia y de las instituciones; que no vale que unos pocos, que pretenden hacer negocio con un bien público como es el agua, pretendan estar por encima de las decisiones democràticas", afirmó ayer el alcalde Jordi Ballart a los medios informativos, minutos antes de situarse en la cabecera de la multitudinaria manifestación (según los organizadores, con unos cuatro mil asistentes) que recorrió las calles de la ciudad reivindicando la remunicipalización del agua en Terrassa. Precisamente el mensaje de apoyo a los políticos y cargos públicos que impulsan esta recuperación de la gestión pública del agua ha estado presente en todos los parlamentos e intervenciones. "Damos la gracias a las autoridades locales y nacionales, porque han sabido escoger el lugar donde les corresponde estar: al lado del pueblo terrassense", dijo Dolors Frigola, representante de Dones d´Aigua, en el Raval de Montserrat, una vez finalizada la marcha.

La manifestación arrancó de la estación del Nord, con dos cabeceras. En la primera, la pancarta "Per una gestió pública i democràtica del'aigua"la sostenían los representantes de las entidades convocantes (Taula de l´Aigua de Terrassa y Aigua es Vida) y el centenar de las adheridas al acto. En la segunda, el alcalde Jordi Ballart y concejales del PSC, Terrassa en Comú, ERC y CUP. La manifestación también contó con la presencia de los diputados del Parlament de Catalunya, Xavier Domènech (En Comú Podem) y Anna Gabriel (CUP), y del portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Joan Tardà, entre otros políticos.

Bajando por la calle del Nord, a la altura de la de la Societat, ha pasado ante la sede de la empresa Mina de Terrassa, en cuya fachada y cristales se colocaron globos y carteles reivindicativos. Allí también la marcha se detuvo y se leyó el primer manifiesto, que recordó que el contrato de concesión, que Mina y el Ayuntamiento de Terrassa firmaron en 1941, por 75 años, está ya extinguido, y se criticó que Mina-Acbar "no para de poner ´pals a les rodes´"a la liquidación y el traspaso de bienes. "Nada nos detendrá en el objetivo de gestionar el agua como un bien común y nunca más como un negocio privado."

Un buen número de participantes vestían la camiseta reivindicativa azul con el lema "Municipalitzem l´aigua a Terrassa", o ropa de este color, siguiendo el llamamiento de la organización, y minutos después la manifestación era una gran marea azul que llegaba desde la calle de Sant Pere hasta la del Nord. A la una y diez minutos conenzó el acto del Raval, con actuaciones y parlamentos desde un pequeño escenario adornado con flores, "porque ´quan l´aigua cau, tot floreix´, como dijo Manuel de Pedrolo", ha abierto Dolors Frigola la primera de las intervenciones. "Hoy Terrassa es la avanzadilla en la recuperación de un servicio público tan vital y necesario con el agua". "Nos hace falta una política que devuelva a la sociedad la propiedad de los recursos naturales, por eso saludamos este movimiento que empieza hoy en Terrassa", afirmó Manolo Tomàs, portavoz de la Plataforma en Defensa de l´Ebre. Cèsar Guia, de Taula de l´Aigua, señaló que la gestión del agua ha de ser "pública y directa", y también exigió a las administraciones "que acabe con la contaminación de los ríos, especialmente la del Llobregat. No puede ser que los intereses empresariales estén por encima de la salud de millones de personas" . Quim Pérez, de Aigua es Vida, afirmó que Mina-Acbar "está judicializando el proceso de remunicipalización, y aquí estamos para dar coraje a las fuerzas políticas que les plantan cara. Hoy es Terrassa, pero pronto será Barcelona, Santa Coloma de Gramanet, Ripollet, Salt, Girona. La jornada finalizó o a las 2.30 de la tarde, con el grupo musical Saparranda interpretando una versión sui generis de la habanera "El meu avi", y parte de los presentes coreándola y bailándola en cadena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook