La CUP quiere que los ciudadanos digan qué grupos musicales quieren para Festa Major

19.02.2017 | 12:09
La Plaça Nova abarrotada en el concierto de José Luís Perales en la Festa Major del año pasado.

La CUP quiere abrir la programación musical de la Festa Major a la participación ciudadana. Su intención es que los egarenses se involucren en la elección de los grupos musicales que actuarán y que la oferta de conciertos sea equilibrada en estilos musicales, lengua, público al que va dirigida y género (potenciando la presencia de mujeres).

La CUP ha trabajado en una propuesta de resolución que, a pesar de que detalla cómo llevar a cabo el proceso de participación, está abierta a recibir aportaciones del resto de grupos y de los responsables de Cultura, encargados de confeccionar el cartel musical de la fiesta más popular de Terrassa.

La formación parte de mantener la estructura actual de los conciertos, en cuanto a ubicaciones (Parc dels Catalans, Plaça Vella, Plaça Nova y El Jove) y estilos en cada uno de estos espacios (rock catalán el viernes en el Parc dels Catalans o actuación revival el sábado en la Plaça Nova, entre otros signos que marcan el carácter de la Festa Major egarense), pero dejar la elección de los grupos a la voluntad popular partiendo de un listado previamente acotado.

Concretamente, proponen que Cultura elabore una lista de unos 150 artistas con los que previamente se haya sondeado la posibilidad de que vengan a Terrassa. Después se sometería esa lista a votación (durante una semana, por ejemplo) entre los mayores de 16 años y, antes de darla a conocer (para no interferir en las negociaciones), el Ayuntamiento contactaría con los grupos que hayan tenido más apoyos para cerrar su presencia en la ciudad. Y luego, sí, publicar el resultado de la encuesta.

La formación es consciente de que en caso de que el gobierno local acepte la moción, el tiempo corre en contra de la misma, por lo que si no es posible aplicarla este mismo año, aceptan que se deje para 2018.

Con esta iniciativa, la CUP pretende "democratizar la Festa Major y que toda la ciudadanía se la sienta más suya", comento la concejal Maria Sirvent, quien lamentó que hasta ahora la elección de los grupos que actúan en Festa Major corre a cargo de "un grupo muy reducido de personas".

Equilibrar la oferta musical
El ponente de la propuesta, Ander Zurimendi, explicó ayer que la moción también persigue "corregir los desequilibrios" de la actual programación musical. La CUP considera que en los últimos años, los cabezas de cartel (Edurne o José Luís Perales, por ejemplo) han estado marcados por ser de estilos muy concretos (pop) o por ser "viejas glorias musicales españolas". Zurimendi ve que el problema de esta oferta musical es, además, que "puede llegar a llevarse el 50% del presupuesto y después no quedan recursos para un programa equilibrado en el resto de plazas".

El partido anticapitalista aprovecharía la implantación de este nuevo método de elección popular para priorizar la actuación de grupos locales, de más artistas que canten en catalán y de más mujeres. En el listado de grupos que se sometería a votación se tendrían en cuenta estos criterios y se excluirían de él quien haya actuado en la Festa Major dos veces en los últimos cuatro años, a no ser que su presencia esté justificada por un nuevo disco, y quien con su caché se embolsase el 25% de la partida presupuestaria de la Festa Major.

A la encuesta ciudadana, la CUP no sometería algunas actuaciones que están ya muy consolidadas (como el gospel del viernes por la noche en la Plaça Nova o la cultura popular del domingo por la tarde en la Plaça Vella) ni aquellas financiadas directamente por las entidades que gestionan El Jove.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook