Las excusas para dejar la dieta

07.02.2017 | 04:20

El lunes empiezo. Es una de las frases más frecuentes cuando se tiene intención de hacer una dieta. Sin embargo, todos los que comienzan un plan nutricional no logran cumplirlo. Estas son las excusas más comunes que acaban con las buenas intenciones de una dieta y la forma de afrontarlas según aconseja Super Premium Diet de NC Salud:

La dieta genera una gran ansiedad Ponerse en manos de un nutricionista es clave para prevenir la ansiedad y distraer la mente cuando surja el hambre entre horas. Así se evita el temido efecto rebote.

La falta de tiempo para cocinar y hacer ejercicio Son dos obstáculos comunes pero tienen solución. Preguntémonos el tiempo que perdemos conectados a internet o frente al televisor y que podríamos dedicar a cocinar o hacer ejercicio.

El poco gusto por cocinar La comida sana no tiene por qué demandar gran pericia. Se pueden usar como base frutas y vegetales frescos que no requieren demasiada preparación.

La ralentización de la bajada de peso Aunque al principio se reducen quilos con gran facilidad, cuando una persona hace dieta debe estar concienciada de que llegará un momento en que la pérdida de peso se ralentiza. Eso se debe a que durante las primeras semanas se reducen las reservas de hidratos de carbono (glucógeno) y una buena parte de los quilos eliminados se corresponden con las reservas de glucógeno y su agua asociada.

La falta de confianza en obtener resultados Para mucha gente adelgazar es uno de los desafíos más difíciles. Las malas experiencias por haberse enfrentado solo a una dieta, sin un especialista, es la mejor excusa para no volver a intentarlo. Es importante pensar que perder peso es algo positivo. Hay que evitar obsesionarse, plantearse expectativas realistas y confiar en las indicaciones del dietista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook