Salud

Cefalea en racimos: uno de los males más difíciles de sobrellevar

07.02.2017 | 04:20
La cefalea en racimos es un dolor que afecta más a los hombres.

Aunque la cefalea en racimos es un tipo de cefalea de baja prevalencia en la población general, en España se calcula que existen unos 25.000 afectados. "Es una de las más incapacitantes y uno de los dolores más atroces que existen. De hecho, es considerada como uno de los dolores más fuertes que puede sufrir un ser humano", explica el doctor Jesús Porta Etessam, director de la Fundación del Cerebro.

Con el objetivo de profundizar más en este tipo de patología la Fundación del Cerebro y la Asociación Cefalea en Racimos Ayuda (ACRA) han llevado a cabo un estudio internacional entre pacientes de varios países de Europa, Latinoamérica y Canadá. Una investigación para analizar aspectos clínicos, psicológicos y terapéuticos entre los afectados por cefalea en racimos. Del estudio se desprende el alto número de pacientes que sufre esta enfermedad de forma crónica y el inadecuado tratamiento que reciben, lo que hace que recurran a tratamientos no establecidos o a productos sin eficacia demostrada.

Este trastorno afecta principalmente a adultos jóvenes. Se presenta en brotes, es decir que se produce en determinados periodos, normalmente de uno a tres meses, que suelen coincidir en las mismas fechas del año. El paciente suele tener un número de crisis continuadas, que van, desde una cada varios días, hasta ocho crisis en un solo día, dependiendo de cada persona. La cefalea en racimos se caracteriza por ataques de dolor muy intenso y taladrante, generalmente alrededor del ojo o la sien, que va acompañado de ciertas alteraciones físicas como enrojecimiento, lagrimeo, caída del párpado, congestión nasal o goteo nasal. Suele debutar cuando el paciente ronda los 30 años y afecta de forma predominante al sexo masculino.

A pesar de que la cefalea en racimos es uno de los cuadros más dolorosos, puede manejarse con un diagnóstico clínico establecido y un tratamiento estandarizado. Precisamente, otra de las conclusiones del estudio es que los pacientes no reciben el tratamiento de una manera adecuada. "Llama la atención el poco uso de oxígeno, triptanes subcutáneos o intranasales y la pauta inadecuada del tratamiento preventivo", apuntan desde la Fundación del Cerebro. En este sentido, los investigadores detectaron que el 39% de los pacientes que participaron en el estudio no había recibido nunca oxígeno como tratamiento, el cual sin embargo es eficaz o muy eficaz para el 83,2% de los que lo utilizaban. Asimismo el estudio revela que el 37% de los pacientes nunca había recibido esteroides como tratamiento de transición. En cambio, un porcentaje elevado recurrió a terapias alternativas como la acupuntura. En definitiva, el estudio ayudará a avanzar un paso más contra esta cefalea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook