Siete millones para los institutos, nada para Sala&Badrinas

17.01.2017 | 04:20
Los alumnos del colegio Sala&Badrinas seguirán en barracones.

Los presupuestos de la Generalitat, a falta de que superen su tramitación parlamentaria, permitirán que este 2017 se inicie la construcción de los dos ansiados institutos que faltan en Terrassa, el de Les Aymerigues y el de Can Roca. En cambio no contemplan ni un euro para el colegio Sala&Badrinas, otra de las reivindicaciones locales.

La presión demográfica en la franja adolescente obliga al Govern a poner en marcha este año la construcción de los institutos Can Roca (3,5 millones) y Les Aymerigues (3,4 millones). Sin ellos será imposible reubicar a los jóvenes que están a punto de acabar la educación primaria. A pesar de que el anuncio de inversión ha sido bien recibido por el equipo de gobierno, la teniente de alcalde de Derechos Sociales y Servicios a las Personas, Rosa Maria Ribera, reclama que también se presupueste el edificio definitivo para la escuela Sala&Badrinas, situada todavía en unos barracones en el barrio de Segle XX.

Sant Pere Nord, fuera
El proyecto de presupuestos del Govern arroja otra buena noticia: la construcción del CAP de Can Roca, para lo que hay 700 mil euros. En cambio, no está contemplado, como de hecho ya avanzó la consellera Dolors Bassa, levantar la tan reivindicada residencia para la Tercera Edad en Sant Pere Nord. Únicamente hay una partida de 250 mil euros para remodelar la cuarta planta de la única residencia pública de Terrassa, la de Mossèn Homs, y adecuar sus instalaciones a las últimas normativas sobre seguridad. No está claro que esta reforma implique la apertura inmediata de la cuarta planta del equipamiento, lo que supondría ofrecer alrededor de 30 plazas más.

Ribera denuncia la falta de inversión del Govern en plazas de residencia y critica que "no es una prioridad" para la Generalitat. En Terrassa, remarca, "hay un grave problema de plazas de residencia, que se agravará si no se pone remedio con celeridad", subraya Ribera, que recuerda ?que en la ciudad sólo hay un equipamiento público y que los privados tampoco dan a basto para cubrir toda la demanda. "Los centros concertados y vinculados tiene también una lista de espera muy larga y son incapaces de absorber toda la demanda", insiste la edil, que denuncia que "el Govern no tiene una voluntad firme de afrontar este problema y esta desigualdad en Terrassa".

En total, la planificación del Govern es destinar 10,5 millones a la ciudad este año. A las inversiones en carreteras y equipamientos públicos, se suman 858 mil euros para reposición de maquinaria, mobiliario y equipos informáticos del Consorci Sanitari de Terrassa y 300 mil euros para pagar las obras de prolongación de Ferrocarrils. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook