Evitar el cansancio visual al final del día

28.12.2016 | 04:20
Si no vemos bien los objetos de cerca es posible que tengamos un problema de vista cansada.

Las largas jornadas laborales y, en muchos casos, delante de un ordenador; las tensiones, el cansancio o el estrés son algunos de los factores que acaban afectando a la vista. Según varios estudios, siete de cada diez españoles afirma terminar el día con la vista cansada. Este porcentaje crece en los adultos que tienen más de 40 años. "A partir de esa edad se recomienda hacer revisiones anuales para mantener la correcta graduación de las gafas y evitar así que empeore la visión", afirman desde la firma Lord Wilmore.

Otro dato preocupante es que el 30% de los españoles llevan las gafas mal graduadas. "Y eso puede empeorar nuestra vista", puntualizan desde la compañía.

No debemos olvidar que uno de los aspectos más importantes para tener un buen rendimiento, tanto en los estudios como en el trabajo, tanto en niños como en mayores, es la revisión periódica de la vista, algo que a menudo descuidamos.

Más de la mitad de los españoles tienen disfunciones de la visión. El problema radica en que no realizamos un examen de nuestros ojos "con la frecuencia con que deberíamos", explican desde Lord Wilmore. "Lo recomendable es que cada dos o, como máximo, tres años visitemos a un especialista para revisarnos la vista", aseguran desde esta empresa dedicada a las gafas graduadas.

Sin embargo, los españoles tardamos entre cinco y seis años en renovar nuestras gafas, de manera que somos los europeos que más descuidamos este aspecto.

Dificultad para enfocar
Para detectar si tenemos vista cansada, desde Lord Wilmore explican que "el principal síntoma es la dificultad para enfocar de cerca, lo que obliga a alejar los objetos para ver mejor, sobre todo si hay poca luz". Esta marca recomienda, en este caso, que la persona que padece vista cansada use lentes con tratamiento de filtros de azules. Este tratamiento ofrece un aumento considerable del contraste, lo que nos hace ver todas las cosas mucho más nítidas y los colores más naturales, ya que al eliminar parte del componente azul de la luz, nuestro ojo enfoca mucho mejor.

Eso sí, desde Lord Wilmore avisan acerca del efecto a nivel estético de este método. Desde fuera se ven reflejos azules de intensidad media. Mientras que desde dentro, es decir, desde los ojos del propio cliente, éste ve las cosas con una ligera tonalidad amarillenta cuando mira un dispositivo que emane una luz blanca.

No es de extrañar que los problemas de la vista sean tan y tan habituales cuando, en España, el 97% de las empresas tiene el ordenador como su principal elemento de trabajo, según indica la firma Multiópticas. Esta situación provoca que los ojos, que la vista, trabaje en exceso observando, mirando con fijación una pantalla. A veces, desde demasiado cerca, o en malas condiciones de luz. Es el llamado Síndrome Visual Informático.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas