Debate

¿Se debe permitir jugar a pelota en plazas y calles?

24.12.2016 | 04:23
¿Se debe permitir jugar a pelota en plazas y calles?

En el pleno municipal celebrado esta semana se aprobó casi por unanimidad poner fin a la prohibición de jugar a pelota en la vía pública, una propuesta impulsada por el grupo ERC-MES.

El acuerdo del pleno establece la sustitución de las señales de prohibición por otras que inviten a "Jugar con respeto" y "Jugar juntos", con explicaciones pedagógicas que animen a compartir y respetar el espacio público.

La moción compromete al gobierno a revisar puntualmente la ordenanza de bases de convivencia democrática, para eliminar las sanciones al juego allí donde haya una prohibición, y traslada al consejo de la Infancia y la Adolescencia el encargo de buscar zonas para el ocio adolescente en el espacio público, unas zonas que según ERC-MES son actualmente "muy limitadas".

En este sentido, el portavoz de TeC, Xavier Matilla, propuso en el pleno del jueves abrir el foco del debate, evitar "las restricciones preventivas" y repensar el espacio público desde una mentalidad más abierta.

Raquel García Escalona
Sin empleo, 39 años

"Sí, como antes. Se debería poder jugar siempre que se haga con cuidado porque en las plazas suele haber personas mayores y niños muy pequeños. Me parece correcta la decisión que ha tomado el Ayuntamiento de retirar la prohibición y sustituir los carteles. Además, creo que también se debe permitir ir en bici o en monopatín. Mientras sean capaces de jugar sin molestar, me parece perfecto."

Núria Blai Garcia
Diseñadora multimedia, 54 años

"Es un tema complicado. Los niños deben poder distraerse pero los golpes de pelota resuenan en las viviendas y es un sonido que molesta muchísimo. Jugar con un balón en la vía pública puede comportar problemas de convivencia porque la gente mayor también utiliza estos espacios y hay niños que juegan sin prestar mucha atención. A lo mejor deberían habilitarse zonas de juego y tratar de encontrar una solución salomónica sin extender la permisibilidad de jugar a pelota a todas la plazas y calles."

Ameseris Amin
Departamento de compras de una compañía automovilística, 36 años

"Sí, si los padres vigilan a los niños no debería haber problema. Me parece bien que el Ayuntamiento retire la prohibición porque es importante que los niños tengan espacios públicos para jugar. Me parecería bien que se sustituyeran los señales de prohibido jugar a pelota por otros que inviten a jugar con respeto. También me parecería bien que se habilitaran más zonas públicas para el ocio de los adolescentes."

Joan Colomer Burniol
Gestión de tiendas, 36 años

"Absolutamente, sí. Es importante que la ciudad recupere espacios para actividades sociales de todo tipo y especialmente espacios dedicados al ocio y el juego de niños y adolescentes. Me parece muy bien la decisión que se tomó en el pleno del jueves. Lo que es necesario es educar a la sociedad para que estos espacios se utilicen respetando la convivencia y se haga un uso adecuado."

Anton Milà Estrada
Jubilado, 66 años

"En teoría, sí pero yo tengo un perro que le tiene manía a las pelota y esto es un problema para mi. Igual que hay zonas de juegos infantiles donde no pueden entrar los perros debería haber zonas donde se pudiera jugar a pelota sin molestar a la gente que va por la calle. En medio de una plaza o una calle donde hay jubilados, gente con muletas, y gente muy mayor es un poco peligroso, pueden haber problemas de convivencia."

Pilar Arissó Martínez
Maestra, 52 años

"De pequeña yo jugaba en la calle y creo que era un buen lugar de socialización. La cosas han cambiado mucho pero las prohibiciones invitan a saltarse las normas. Prohibir sirve de poco; lo que se tiene que hacer es concienciar y educar a los niños para que jueguen sin molestar a los demás."

Salomé Jurado Sánchez
Administrativa, 52 años

"Sí. De pequeña lo hacíamos y no había ningún problema. Siempre que se respete a los demás no tiene que haber ningún problema. A mi me parece muy bien que se retire la prohibición y que se sustituyan los carteles actuales por otros que inviten a jugar con respeto. Por otro lado, también creo que se deberían buscar espacios públicos para el ocio de los adolescentes. Parece que todo sea para los más pequeños y los adolescentes también merecen sus espacios."

Pere Nin Gómez
Administrativo, 55 años

"No, creo que no sea lo más adecuado porque existe el peligro de hacer daño a personas especialmente vulnerables como niños pequeños o gente mayor. La mejor opción sería habilitar zonas específicas."

Josep Cortés Oliva
Director financiero, 39 años

"Sí. Es una actividad que ayuda al buen ambiente y da juego a los niños. Puede comportar problemas de convivencia pero se tiene que encontrar la manera de fomentar el respeto. A través de la información y la educación de la ciudadanía creo que podemos esforzarnos para que los niños puedan jugar a pelota y la gente no se sienta molestada."

Xavier Fernández López
Recursos humanos, 43 años

"No creo que se tenga que poder jugar a pelota en todas las plazas. No pienso que la solución sea ni la prohibición ni la permisibilidad en todos los sitios. En el Parc de Sant Jordi aunque está prohibido hay niños que utilizan las contrapuertas de la Masia Freixa como portería. Creo que allí debería estar prohibido pero también me sabe mal ver plazas donde no hay mobiliario urbano que pueda deteriorarse si hay gente jugando a pelota y que esté prohibido hacerlo."

Mireia Planell Martinez
Trabajadora en un almacén de material sanitario, 38 años

"Sí. Con cuidado, se puede jugar Me parece bien que el Ayuntamiento haya aprobado retirar la prohibición y sustituir los carteles actuales por otros que inviten a jugar con respeto. Por otro lado, creo que también hacen falta más pistas públicas donde poder jugar a fútbol o básquet y espacios donde poder ir en patines, skate o bici."

Rosa Abad Satorres
Médico, 38 años

"Sí, pero con respeto. Se debería hacer más pedagogía y explicar a los niños como deben jugar y que los adultos pudieran controlarlos. La decisión que ha tomado el Ayuntamiento me parece mucho mejor que prohibir. Aprender a convivir en un mismo entorno puede ser enriquecedor para todos."

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook