Salud

Irse a cama tras una cena copiosa altera el sueño y aumenta el peso

20.12.2016 | 04:20
Después de una cena copiosa conviene esperar y hacer la digestión.

La Cátedra de Investigación del Sueño de la Universidad de Granada ha advertido de que meterse en la cama tras una cena copiosa, como las que se celebran estos días de Navidad, altera el sueño nocturno y provoca aumento de peso. Los expertos recomiendan que las comidas sean lo más saludables posible, alargar las sobremesas, caminar y acostarse dos o tres horas después de haber ingerido la última comida del día, ha informado la institución académica.

El doctor Alejandro Guillén-Riquelme, de la Cátedra de Investigación del Sueño, ha señalado que cenar abundantemente altera el sueño, tanto en cantidad como en calidad. Por tanto, conviene descansar con la digestión ya hecha, ya que si no el cuerpo se centrará en esa digestión y esto dificultará el descanso.

Esto se convierte además en un factor más en el aumento de peso, ya que si no se duerme lo suficiente, desciende el nivel de las hormonas "quema-grasas" (testosterona u hormona de crecimiento) y aumenta el nivel de grelina, la hormona del apetito que segrega el aparato digestivo.

Por todo ello, los expertos recomiendan acostarse dos o tres horas después de haber ingerido la última comida del día y que las cenas de Navidad sean lo más saludables posible para descansar y conciliar el sueño. El Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento y la nueva Cátedra de Investigación del Sueño llevan a cabo de manera conjunta investigaciones basadas en el estudio, evaluación, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de aspectos relacionados con el sueño.

El Laboratorio del Sueño de la Universidad de Granada es el mayor centro de investigación de Europa de estas características

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook




Lo último Lo más leído Lo más votado