El bloque soberanista trabaja hoy contra la fiesta de la Constitución

07.12.2016 | 04:20
A las 12, los concejales de la CUP, de ERC-MES y CiU se concentrarán frente al Ayuntamiento.

Bajo la etiqueta #Avuipenquem per la República!, el grupo municipal de la CUP acudirá hoy a trabajar a las oficinas del Ayuntamiento de Terrassa, como también lo harán los concejales de ERC-MES y de CiU, hoy Partit Demòcrata Català.

Las formaciones del bloque soberanista rechazan así la festividad del 6 de diciembre como Día de la Constitución y, tal como ocurrió el pasado 12 de Octubre, día de la Hispanidad, trabajarán como un día ordinario más.

Los concejales secundarán a mediodía la concentración convocada frente a los ayuntamientos que abran sus oficinas en Catalunya. La AMI ha llamado a los cargos electos a un acto simbólico en el que se dará lectura al "Manifest 6D: Teballem per Catalunya".

Se espera que hoy abran sus puertas todos los ayuntamientos donde gobiernan la CUP, ERC-MES y el Partit Demòcrata Català. Calculan que más de un centenar de edificios municipales ignorarán la festividad.

En un comunicado, la CUP rechazaba ayer la "supuesta festividad de la Constitución española, que no es más que un texto legal que encarcela las naciones sin estado y que mantiene una visión idílica de la historia de la Transición que no compartimos".

Millo no actuará
Todo indica que la jornada será menos mediática hoy que el pasado 12 de octubre, cuando varios ayuntamientos catalanes abrieron sus puertas y el de Badalona se convirtió en el protagonista de la jornada. El Consistorio atendió a la ciudadanía, ignorando la orden judicial que, a instancias de la Delegación del Gobierno en Catalunya, le impedía a abrir al público.

TRas el incidente, el juzgado número 4 de Badalona incoó diligencias por un delito de desobediencia de funcionario público, a raíz de una denuncia del PP.

Ayer, el nuevo delegado del Gobierno, el popular Enric Millo, aseguró que no actuará contra los cargos electos que decidan trabajar el 6 de diciembre como medida de rechazo al Dia de la Constitución, pero sí lo hará contra los políticos o Ayuntamientos que obliguen a sus empleados a acudir al puesto de trabajo el día festivo. "Si hablamos de funcionarios la cosa cambia", dijo.

En declaraciones a TV3, Millo afirmó que "si un político, no un funcionario, quiere ir a trabajar que lo haga", como él hará en cumplimiento de sus funciones como delgado del Gobierno central en Catalunya.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook