DIARI DE TERRASSA

Terrassa Plaça ya ha ocupado el 75% de su suelo comercial

02.12.2016 | 04:20
Acabada la cimentación, en este momento levantan la estructura del complejo comercial.

El futuro centro comercial Terrassa Plaça, situado en la avenida del Vallès, junto el complejo de Eroski y Viena, "ya ha comercializado más de un 75% del espacio", anunciaba ayer el director asociado del grupo promotor Citygrove, Manuel Gonzalo Ligne, durante la visita de obras.

La construcción del centro comercial sigue el ritmo previsto y, si no surgen inconvenientes, abrirá sus puertas durante el otoño de 2017. Ya se ha completado la cimentación del complejo y se ha procedido al levantamiento de un tercio de su estructura,

La principal novedad de la visita fue ayer la entrada en el centro comercial del grupo italiano Globo Moda, que tiene previsto abrir en Terrassa Plaça una tienda de 2.700 metros cuadrados. El de Terrassa será el primer establecimiento que la firma italiana abrirá en Catalunya, que afronta en este momento una importante campaña de expansión en todo el Estado español.

La segunda novedad es la incorporación al complejo de la firma Tagliatella, que ha contratado un espacio de 500 metros cuadrados.

Además, en Terrassa Plaça se instalarán Mercadona, Bricomart, Maxcolchon, la firma de productos para mascotas Kiwoto y la de material deportivo Sprinter, así como un gimnasio por concretar y dos locales más de restauración.

A la visita de obras del centro comercial acudieron ayer Eduardo Simorra, socio director de L35 Arquitectos, el estudio que ha diseñado el centro y que es autor también de centros comerciales como Glòries, La Maquinista y el Club de la Caixa de la avenida Diagonal de Barcelona. Simorra explicó que "Terrassa Plaça se ha diseñado incorporando una arquitectura moderna y flexible que perdure en el tiempo, para que integre adecuadamente en el paisaje y de aquí a unos años no se vea pasada de moda".

El complejo comercial incluye mejoras en la movilidad del entorno. Se habilitará un paso peatonal a la altura de la calle Cantàbria que permitirá salvar el desnivel entre los dos extremos del espacio. En el interior del complejo, se habilitará una zona de restauración con terrazas y un parque infantil. El proyecto incluye también más de mil plazas de aparcamiento para coches (con enchufes para vehículos eléctricos) y 70 para bicicletas, así como el acceso a una linea de autobús.

El complejo urbanizará 30 mil metros cuadrados de suelo en el sector de Montserrat y dará trabajo a más de mil personas, afirma la promotora. La inversión ronda los 30 millones y las obras, que corren a cargo de la constructora catalana Vopi4, suman ya cinco meses de ejecución.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook