DIARI DE TERRASSA

Ceremonia de ordenación de tres nuevos sacerdotes en la Catedral del Sant Esperit

24.11.2016 | 04:21
La ordenación sacerdotal estuvo presidida por el obispo Josep Àngel Saiz Meneses.

La Catedral del Sant Esperit acogió el domingo, bajo la presidencia del obispo Josep Àngel Saiz Meneses, el acto de ordenación de tres nuevos sacerdotes al servicio de la diócesis. Se trata de Rubén García Cruz, destinado a Sabadell; Eduard Martínez Quinto, que estará en Sant Cugat y Eduardo Pire Mayol, en Cerdanyola del Vallès.

La ceremonia coincidió con el día 20 de noviembre, fecha en la que se celebra la solemnidad de Jesuscristo Rey y la clausuara del Año de la Misericordia. El acto litúrgico fue concelebrado por el obispo auxiliar, Salvador Cristau, y Jaume Traserra, obispo emérito de Solsona y reunió cerca de ochenta sacerdotes, además de un número importante diáconos y seminaristas de la diócesis. La gran asistencia hizo que el templo de la Catedral se quedará pequeño.

En su homilia, el obispo Josep Àngel Saiz Meneses reflexionó sobre el sentido de las lecturas del día litúrgico e invitó a los ordenantes a "vivir las verdaderas actitudes de la misericordia que el Papa Francisco ha pedido a la Iglesia durante este año jubilar, centrándose especialmente en el perdón y la donación de uno mismo". El obispo manifestó que "el Santo Padre nos ha recordado a lo largo de este año que la misericordia se pone en práctica sobre todo con el perdón: no juzgando, no condenando, perdonando". Y es por ello que pidió que "debemos suspender los juicios y las condenas para llegar a vivir una relación de fraternidad con los demás". Saiz Meneses también enfatizó la necesidad de donar y entregarse a los demás. "La donación, la entrega, de sí mismo es el segundo pilar de la misericordia". Dirigiéndose a los nuevos sacerdotes, el obispo les invitó "a seguir el ejemplo de Jesús, y a servir a Dios y a los hermanos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook