Cuatro detenidos, uno de ellos de Terrassa, por cultivar marihuana y hacerse pasar por policías

02.11.2016 | 04:21
Plantación de marihuana hallada en esta operación.

Los Mossos d'Esquadra han detenido a cuatro personas por cultivar marihuana y hacerse pasar por policías en la comarca del Vallès Occidental, informa hoy la policía catalana. Uno de los detenidos es de Terrassa. Asimismo, y relacionado con esta operación, en Matadepera se han efectuado registros en un domicilio.

Además, los detenidos pinchaban la luz y se han intervenido más de 1.600 plantas de marihuana, cinco vehículos de alta gama, credenciales policiales y esposas y defensas extensibles y eléctricas.

Los Mossos detuvieron el 27 de octubre pasado a tres hombres de nacionalidad española y un cuarto marroquí como presuntos autores de delitos de pertenencia a grupo criminal, contra la salud pública en su vertiente de tráfico de drogas, falsificación documental, apropiación indebida de vehículos y defraudación de fluido eléctrico.

Los detenidos tienen edades comprendidas entre los 30 y los 57 años y son vecinos de las localidades de Barcelona, Terrassa, Sant Joan Despí y Cornellà de Llobregat.

La investigación se inició en verano a raíz de unas informaciones que recibieron los agentes que apuntaban que en un domicilio de una urbanización de Castellar del Vallès (Barcelona) se cultivaba marihuana.

Las comprobaciones efectuadas por los agentes permitieron corroborar estos hechos y también localizaron otros dos domicilios relacionados con las personas investigadas que también servían para el cultivo de esta sustancia, en concreto, en los municipios de Sant Llorenç Savall y de Matadepera.

Los investigadores observaron también cómo los detenidos se desplazaban con varios vehículos diferentes, y todos de alta gama, los cuales tenían las placas de matrículas suplantadas.

Con todos estos datos los agentes solicitaron al juzgado de Instrucción de Primera Instancia número 5 de Sabadell entradas y registros en estos domicilios la mañana del 27 de octubre, y como resultado se intervinieron más de 1.600 plantas de marihuana y todos los enseres y aparatos para su cultivo.

Asimismo, comprobaron como los detenidos tenían conectada de manera irregular la luz, hecho que constituye un delito de defraudación de fluido eléctrico, práctica habitual en esta tipología delictiva.

También se intervinieron cinco vehículos de alta gama y material diverso que los detenidos podrían haber utilizado para hacerse pasar para policías como credenciales falsificadas, pasamontañas, esposas, una defensa extensible y una eléctrica, guantes y prismáticos.

La investigación continúa abierta para averiguar el origen de los vehículos intervenidos, así como si los objetos requisados se habrían usado para cometer otros delitos como robos con violencia e intimidación.

Los detenidos, sin antecedentes policiales a excepción de uno de ellos, pasaron a disposición del juzgado de guardia de Sabadell, que decretó su libertad con cargos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook