DIARI DE TERRASSA

"Nos tiñeron de azul" retrata el dolor de la Guerra Civil

15.10.2016 | 04:22
Isabel Cadalso, a la izquierda, con Karine Bossavy ante algunas fotos de la muestra.

Hasta el día 24 de octubre se podrá visitar en el espacio de arte de la Oficina de Turismo de Limoux, población del sur de Francia cercana a Carcassone, la exposición "Nos tiñeron de azul". Este proyecto artístico de la periodista terrassense Isabel Cadalso y la fotógrafa francesa Karine Bossavy ha sido la exposición invitada de honor de la edición de 2016 del festival de fotografía "Les Chemins de Photos" que se ha desarrollado en diferentes poblaciones de esta región situada entre Occitania y la Catalunya francesa, una de las zonas de Francia que acogió a más refugiados españoles al final de la Guerra Civil. La muestra puede ser visitada de lunes a viernes de 9 de la mañana a 12 del mediodía y de 2 a 6 de la tarde. Los sábados el horario es de 10 de la mañana a 12 del mediodía y de 2 a 5 de la tarde. Los domingos y festivos está cerrado y la entrada es libre.

Esta exposición habla del olvido que han sufrido personas y familias castigadas desde la Guerra Civil española por el régimen franquista, justo cuando se cumplen 80 años del conflicto civil. Se trata de una muestra de fotografías de la francesa Karine Bossavy y los versos extraídos del poemario epónimo de la terrassense Isabel Cadalso para rendir homenaje a aquellos que lucharon y siguen luchando en favor de la democracia y de la libertad.

Las artistas toman como punto de partida los 2.687 demócratas españoles fusilados en el cementerio de La Almudena de Madrid entre 1939 y 1944. "Nos Tiñeron de Azul" muestra la historia del abuelo de Isabel, Raimundo Cadalso Luna, dirigente sindicalista que durante ocho meses en la prisión madrileña de presos políticos de Yeserías padeció todo tipo de torturas y humillaciones antes de su ejecución en la Almudena. Su familia fue perseguida y encarcelada y sus hijos, todavía niños, separados y tres de ellos recluídos en centros de adoctrinamiento fascista. Tras su fusilamiento, su esposa, Francisca García Herrero, y uno de sus hijos, menor de edad, fueron encarcelados durante más de dos años. Al salir de la cárcel, la familia de Raimundo fue desterrada de Madrid. Francisca logró reunir a todos sus hijos y se instalaron en Terrassa, donde cuatro de los niños habían permanecido en familias de acogida durante la guerra.

En el 40 aniversario de la muerte de Franco, Karine Bossavy e Isabel Cadalso se desplazaron a Madrid para descubrir que la mayoría de los lugares donde centenares de prisioneros murieron, continúan sin indicación alguna de su pasado. Las imágenes de la exposición hacen un recorrido poético por el horror, apenas visible pero latente. El objetivo fotográfico visita los escenarios donde la represión tuvo lugar y se detiene en la simbología propia de la dictadura española.

Un proyecto ambicioso
"Nos Tiñeron de Azul" es la primera parte de un amplio proyecto que pone de relieve los valores de la tolerancia. La iniciativa artística se manifiesta a través de esta exposición que une fotografía y versos, además de lecturas corales de poemas realizadas en diferentes lenguas y por personas de diferentes edades cuyo punto en común es el de haber sufrido la represión fascista en el seno de sus familias. Paralelamente, las artistas trabajan con músicos de Terrassa en la elaboración de la música original que acompaña los vídeos de la exposición y las lecturas de poemas. En este apartado destaca la participación de la cantante Gemma Algans, la músicoterapeuta Anna Burgués, y el pianista Xavi Algans.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook