Escuelas por la innovación

08.10.2016 | 04:22
Institut Mont Perdut. Este centro de secundaria ya aplica las líneas de trabajo de Escola 21.
Institut Mont Perdut. Este centro de secundaria ya aplica las líneas de trabajo de Escola 21.

El sistema educativo de Catalunya ha manifestado su voluntad, por primera vez de un modo amplio, de transformarse, de renovarse. Un total de 456 centros públicos y concertados del país se han sumando al programa Escola Nova 21 que propone cambios en el modelo de aprendizaje. Cambios que apuestan por fomentar el conocimiento de modo transversal y por potenciar el trabajo en equipo y expandir la capacidad autocrítica.

De este número de centros hay trece que son de Terrassa, dos de los cuales hay dos, los institutos Can Roca y Mont Perdut, que ya participan del programa lanzado en su día por la Fundació Jaume Bofill, la UOC y eduCaixa. Los otros centros que se han inscrito son los públicos Enxaneta, El Vallès, Marià Galí, Roser Capdevila e Institut Nicolau Copèrnic; y los concertados Escola Pia, L'Avet, Maria Auxiliadora, Ramon Pont , Salesians y Tecnos.

El programa Escola Nova 21 acaba de tomar un gran relieve al recibir el apoyo de la Diputació de Barcelona que preside la alcaldesa de Sant Cugat, Mercè Conesa. Esta institución realizó el pasado mes de abril un llamamiento abierto a todas las escuelas para seleccionar a doscientos centros candidatos para formar parte de un proceso de innovación en las aulas durante tres años.

La convocatoria se ha cerrado con 456 aspirantes por lo que ha superado todas las expectativas del programa , tanto por la cantidad de propuestas como por la calidad y el compromiso adquirido. Las candidaturas de los centros son, además, una muestra representativa del sistema educativo catalán, un 68 por ciento son públicos y un 32 por ciento concertados; un cuarenta por ciento imparten educación secundaria y un quince por ciento son de máxima complejidad.

El acuerdo alcanzado entre la Diputació de Barcelona y la Escola Nova 21 quiere hacer posible que el programa incorpe un nuevo modelo de redes de innovación compartida distribuidas por el territorio. Serán unas cincuenta redes locales, formadas por diez centros cada una que compartir sus procesos de transformación y sus experiencias para contribuir a la mejorar del conjunto. La Diputació y Escola Nova 21 trabajaran conjuntamente para promover estar redes locales, ofreciendo metodologías y apoyo técnico a los centros educativos y municipios.

Trabajo preparativo
El calendario de trabajo proseguirá este otoño cuando los centros harán un trabajo conjunto en forma de workshops sobre la orientación del cambio de paradigma educativo. Además utilizarán una herramienta de autodiagnosis sobre el marco de escuela avanzada para visualizar los retos de cada centros. Las escuelas dispondrán de recursos digitales para el cambio, gracias a un acuerdo con la Fundació PuntCat, así como de espacios de captación y reflexión compartida en redes y también de indicadores de evaluación de procedimientos que les deben permitir actualizar su enfoque educativo.

Para el mes de diciembre está prevista una muestra representativa de treinta centros, que recibirán acompañamiento, formación y capacitación intensiva para garantizar su cambio dentro de una prueba piloto. La muestra se hará en base a los porcentajes de distribución territorial, primaria/secundaria, perfil socioeconómicos y titularidad del conjunto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas