Creu Roja recupera hoy la tradicional fiesta de la banderita

08.10.2016 | 04:22
Creu Roja cuenta con más de mil voluntarios, un colectivo que no ha parado de crecer.
Creu Roja cuenta con más de mil voluntarios, un colectivo que no ha parado de crecer.

La asamblea local de Creu Roja recupera hoy, 18 años después de que desapareciera, la tradicional fiesta de la banderita. Representantes de la entidad saldrán a la calle para pedir a la ciudadanía su solidaridad con las personas más vulnerables de la sociedad.

La colecta popular durará toda la jornada. Los voluntarios recogerán donativos que se destinarán prioritariamente a proyectos de la infancia en riesgo de exclusión social. Concretamente, las aportaciones financiarán las becas comedor de secundaria, el proyecto de inclusión de niños y niñas, un programa de éxito escolar, y otro de ayuda a los recién nacidos, así como a la distribución de material escolar y el proyecto de pañales reutilizables.

1,6 millones
En Terrassa, Creu Roja tiene un gasto anual de 1,6 millones de euros, el 46% de los cuales se destina a la lucha contra la pobreza y la exclusión social.

El 62% del presupuesto de Creu Roja se cubre con recursos propios y con los ingresos procedentes de la prestación de servicios y un 38% corresponde a financiación municipal.

Para la entidad es clave la aportación de los 7.777 socios que con sus contribuciones económicas garantizan la independencia económica de Creu Roja. Otras vías de financiación con son las personas y empresas que colaboran en la captación de fondos, y en campañas como el Sorteo del Oro o la Alianza Humanitaria por la Alimentación infantil.

Los voluntarios también juegan un papel crucial. En este momento la entidad cuenta con más de mil colaboradores. El colectivo no ha dejado de crecer en los últimos años, en buena medida de la mano de personas que han perdido su puesto de trabajo y querían mantenerse activas. Ellas son hoy un gran puntal de Creu Roja.

Mujer, madre y parada
La asamblea local atiende anualmente 15.296 personas, la mitad de las cuales adultos víctimas de la pobreza y la exclusión social (7.474). El resto son niños (5.637).

Por lo que respecta al perfil del solicitante de ayuda, en Terrassa el 67% de las personas atendidas son mujeres autóctonas de entre 36 y 45 años, con hijos, estudios primarios y que llevan dos años sin empleo. Respecto a la tipología de la demanda, la más habitual, con un 35%, es la alimentación, seguida de las ayudas a la vivienda (19%) y el material escolar (10%).

Creu Roja vuelca especialmente esfuerzos en cubrir las necesidades alimenticias de las personas sin recursos. Sólo el Programa d'Aliments ha distribuido en último año más de 8.331 cestas básicas de alimentación.

Además, la entidad ha hecho llegar a sus usuarios un total de 6.635 ayudas de distinto perfil, desde kits de alimentación de emergencia, material escolar, ayudas para el cambio de alquiler, el pago de suministros, becas comedor, meriendas para la infancia y comedor para jóvenes, estas tres últimas de manera regular. Este último año la asamblea local ha consolidado el dispositivo que, mediante tarjetas de pago para alimentación fresca, garantiza un plato cuando no hay comedor escolar y el programa #menjaralinsti para jóvenes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook