Salud

La mayor parte de los catalanes nota cansancio durante el otoño

04.10.2016 | 04:21

Siete de cada diez catalanes notan cansancio al llegar el otoño, según una encuesta realizada por el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO) a más de 600 personas de esta comunidad. La nueva estación, el descenso de temperaturas y el menor número de horas de luz "suelen acompañarse de cambios en el estado de ánimo, apatía, tristeza, insomnio, irritabilidad e incluso síntomas físicos como dolor de estómago, falta de apetito o de atención", señala el doctor Miguel Martín Almendros, miembro de la junta directiva de INFITO.

Además, cuatro de cada diez acusa síntomas de cansancio o falta de concentración y energía con el cambio de hora del otoño. "La producción de serotonina se reduce. Este es un neurotransmisor responsable de la felicidad por lo que su déficit incrementa la irritabilidad. Por otro lado, hay mayor producción de melatonina, puesto que como anochece antes, el organismo produce más cantidad para relajarse", recalca el doctor Martín Almendros.

Este trastorno adaptativo hace más complicado volver a la rutina. Para combatir este trastorno este especialista aconseja "seguir unos horarios estables, realizar las cinco comidas diarias, dormir a horas fijas y lo que necesite cada persona. Además, se debe realizar alguna actividad física aeróbica no extenuante durante 30 o 45 minutos al día como bailar, pasear, caminar o nadar. También hay que aprovechar las horas de luz para estar al aire libre y producir vitamina D y es recomendable suplementar con vitaminas en los casos necesarios".

Vitaminas vegetales
Las vitaminas "ayudan a reconstituir el organismo y a aprovechar los elementos energéticos que obtenemos a través de la alimentación, funcionan como coenzimas y nos permiten aprovechar todo lo que comemos", comenta el doctor Martín Almendros. Según datos de la encuesta de INFITO, seis de cada diez catalanes toman vitaminas para el cansancio y más de la mitad prefiere los de origen vegetal.

En este sentido, los multivitamínicos vegetales pueden ser útiles para hacer frente al cambio de estación. "Los complejos vitamínicos de origen vegetal aportan vitaminas, polifenoles y los ácidos orgánicos necesarios para el organismo. La vitamina de origen vegetal es muy biodisponible, se aprovechan todos los elementos esenciales de la planta", indica Óscar Pérez, consultor de INFITO en Catalunya.

En otoño hay verduras como las coles, ricas en potasio y vitaminas del grupo B, o la calabaza, que tiene betacarotenos y aporta vitamina A y C. Además, las frutas de otoño como las granadas o las manzanas son muy nutritivas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook