Cinco millones de euros para proyectos sociales

03.10.2016 | 19:19
Cinco millones de euros para proyectos sociales
Cinco millones de euros para proyectos sociales

El pleno municipal ha dado vía libre al Contrato Programa 2016-2019 entre el Departament de Treball, Afers Socials i Familia de la Generalitat y el Ayuntamiento de Terrassa. El acuerdo supone la aportación a la ciudad de 5.065.28,67 euros este año para el desarrollo de diferentes proyectos sociales en ámbitos como la atención a las personas en situación de especial necesidad social y de dependencia, así como atención socioeducativa a niños y adolescentes o víctimas de violencia de género, entre otros.
El presupuesto financiará la labor del Equip d´Atenció a la Infància i Adolescència (EAIA) y el Servei d´Integració Familiar en Familia Extensa (SIFE), los programas de atención social a personas afectadas de VIH/SIDA, a drogodependientes, así como un amplio paquete de programas de desarrollo comunitario en juventud y ocio, así como servicios de emancipación para jóvenes, programas en materia de accesibilidad y de promoción del asociacionismo y el voluntariado.
El Contrato Programa 2016-2019 es también una buena noticia para la red de esplais diarios de la ciudad y permitirá impulsar nuevas líneas de financiación y nuevos programas. Se programarán cursos de formación en trato adecuado y accesibilidad y está previsto crear un Punto Municipal de voluntariado 2017.
Rosa Maria Ribera, teniente de alcalde de Derechos Sociales y Servicios a las personas, recuerda que el gobierno municipal "hace años que trabaja para que las políticas sociales sean garantes de una verdadera cohesión social y la aprobación de este contrato programa debe permitir seguir manteniendo esta línea de actuación". El acuerdo supone un impulso a la financiación de los servicios y los programas sociales aunque, apunta Ribera, "no podemos olvidar que habrá que continuar buscando soluciones que permitan atender las diferentes realidades del territorio. Las dificultades económicas de los últimos años han hecho crecer la demanda de los servicios sociales, difícil de atender con las disponibilidades de los años anteriores, en los que ha sido la administración local la que ha tenido que hacerse cargo".
Al margen de la aportación de 2016, el contrato programa incluye para próximos ejercicios colaboraciones técnicas como los planes de igualdad, entre ellos para personas LGTBI.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook