Terrassa se enfunda los tejanos

01.10.2016 | 04:22
Uno de los contenedores de exposición y venta de ropa tejana. La feria acoge su vertiente comercial acompañada de la gastronómica y la cultura más alternativa. 
Uno de los contenedores de exposición y venta de ropa tejana. La feria acoge su vertiente comercial acompañada de la gastronómica y la cultura más alternativa. 

Desde ayer y hasta el domingo bien entrada la noche, Terrassa y en particular la Rambla d' Ègara será la capital de tejano gracias a la feria Denim "Street Life" que acoge ventas pero también una amplia oferta gastronómica y la cultura urbana más alternativa. El evento fue inaugurado ayer por una delegación encabezada por el alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, y la presidenta sénior de la asociación de comerciantes Terrassa Centre, Maria Costa. La comitiva recorrió toda la feria, desde el Portal de Sant Roc hasta el Mercat de la Independència, y conversó con los expositores, algunos de los cuales son fieles desde la primera edición y hasta la de hoy que es la tercera.

Tras la visita, Ballart subrayó que "esta feria pretende dinamizar la actividad comercial y económica" y elogió su presentación a la que calificó de "innovadora y creativa". Por su parte, la presidenta sénior de Terrassa Centre, Maria Costa, hizo hincapié también en la singularidad del evento. "Es una feria comercial pero que huye de lo convencional. Queremos huir de los modelos clónicos y presentar las tiendas en la calle de una manera diferente". Costa elogió la participación de los comerciantes así como de otros que no están en la Rambla pero que se han sumado con decoraciones en sus escaparates.

Previamente a este acto inaugural, la CUP se manifestaba en contra de esta feria al tiempo que denunciaba anuncios sexistas de una clínica de cirugía estética en la Rambla. Los cuperos se sumaban a las manifestaciones de anteayer de colectivos feministas y de economía social que han calificado la feria Denim de "mercantilista" y anunciaron en contraposición la feria Rebel de ropa de intercambio en la plaza Nova del Vapor Gran.

Preguntado sobre estas críticas, Ballart prefirió ayer no pronunciarse y sólo manifestó que "hay que ser respetuoso con todas las ideologías", mientras que la presidenta sénior de Terrassa Centre, Maria Costa, invitó al colectivo al diálogo porque en su opinión "lo que se trata es de sumar y no dividir" y dijo que no era descabellado que "tuvieran parada en esta feria".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook