Las obras del Centre de Biomasa encaran la recta final

30.09.2016 | 04:21
Técnicos municipales en Can Robert, durante la jornada sobre aprovechamiento forestal.
Técnicos municipales en Can Robert, durante la jornada sobre aprovechamiento forestal.

La edificación del futuro Servei Comarcal de Biomassa del Vallès Occidental, que promueve la prevención de incendios forestales mediante la transformación en combustible de la madera sobrante de los bosques, encara la recta final antes de su entrada en funcionamiento. Así lo ha explicado la consejera delegada de bosques del Consell Comarcal del Vallès Occidental, Elizabeth Pasamonte, anunciando que el servicio podría empezar a trabajar "a finales de año o principios de 2017".

Pasamonte compareció recientemente ante los medios en Can Robert, donde explicó el estado de las obras en el marco de la jornada "L'aprofitament forestal i la prevenció d'ìncendis al Vallès Occidental". En ella participaron técnicos municipales de la comarca, representantes de la federación de ADF del Vallès Occidental, del Centre de la Propietat Forestal y del CREAF (Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales), así como una representación de los propietarios forestales vallesanos.

"El proyecto Boscos del Vallès avanza a buen ritmo -comentó Pasamonte-. Desde que la iniciativa surgió en el Consell d'Alcaldes del Vallès a raíz del vendaval de 2014 se ha hecho mucho y muy buen trabajo".

Las tres obras que impulsa el Consell Comarcal avanzan según el calendario previsto. La caldera de biomasa de la UAB ya está construida, la del Consorci Sanitari de Terrassa está en fase de ejecución y el Centre Logístic de Biomasa del Vallès, la planta de transformará la madera en astillas para la combustión, afronta su última fase.

Licitación
El Consell Comarcal prepara en este momento la licitación de la concesión del Servei Comarcal de Biomassa Forestal. La empresa o empresas adjudicatarias gestionarán el centro logístico de producción de biomasa, asumirán la extracción y transporte de la madera a la planta y se ocuparán de gestionar las calderas tanto de la UAB como del Consorci Sanitari. La aportación de manera la harán los propietarios forestales.

"El Consell Comarcal invierte prácticamente 2 millones de euros procedentes del PUOSC de la Generalitat en el proyecto. El objetivo es la prevención de incendios, ya que con el aprovechamiento de la madera de los bosques fomentamos una gestión sostenible de los espacios forestales, al tiempo que promovemos una energía limpia".

En paralelo a la construcción de los nuevos equipamientos, el Consell Comarcal lleva a cabo obras de adecuación en caminos, franjas de protección y puntos de agua. Un paquete de esas obras de prevención de incendios está en este momento en fase de licitación.

El Consell Comarcal del Vallès Occidental tiene firmado un convenio de colaboración con el CREAF que ha permitido incorporar el proyecto Boscos del Vallès como prueba piloto en el marco del proyecto europeo SIMWOOD, que promueve la movilización de la madera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook