Un poste y un muro peligrosos

23.09.2016 | 04:21

Los bomberos acordonaron parte de la calle de Eduard Marquina el miércoles por la tarde debido al riesgo de caída de un poste de electricidad. Antes cundió la alarma por el peligro de un muro.

El palo, muy tumbado, corría peligro de desplomarse, por lo que Bombers protegió la zona hasta que operarios de una compañía de suministro eléctrico se hicieron cargo de la anomalía.

Antes de esa intervención de los bomberos en Poble Nou-Zona Esportiva, la policía local y otros servicios municipales actuaron en la calle de Sant Andreu (Les Fonts) por un muro con peligro de derrumbe. La Policía Municipal avisó a Egarvia para que retirase un coche aparcado y el GEP trabajó para evitar el riesgo de caída.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook