La Fiscalía pide 2 años para la mujer que agredió e insultó a Pere Navarro

19.09.2016 | 18:19
La Fiscalía pide 2 años para la mujer que agredió e insultó a Pere Navarro
La Fiscalía pide 2 años para la mujer que agredió e insultó a Pere Navarro

La Fiscalía pide dos años de cárcel para la mujer que en 2014 golpeó e insultó presuntamente al entonces líder del PSC, Pere Navarro, cuando asistía a una comunión en la catedral de Terrassa, en una agresión que el dirigente socialista atribuyó al "clima de crispación" derivado del proceso soberanista.

En su escrito de calificación, al que ha tenido acceso Efe, el ministerio público acusa a la mujer, suegra de un concejal de CiU en de Sant Cugat del Vallès, de un delito de atentado a la autoridad a un miembro de la asamblea legislativa de Catalunya y solicita que se le condene también a pagar una multa de 3.600 euros.

La Fiscalía sostiene en su escrito de acusación que la acusada, Montserrat P.C., de 65 años, coincidió el mediodía del 27 de abril de 2014 con el exdiputado socialista y exalcalde de Terrassa a las puertas de la catedral de la población, donde el dirigente socialista asistía a la ceremonia de comunión de un familiar.

La acusada, según el ministerio público, se dirigió al político socialista "propinándole un golpe en la espalda mientras profería la expresión 'grandísimo hijo de puta'" y, al girarse este, le dio también "un puñetazo en la cara", sin causarle ninguna lesión.

En opinión de la Fiscalía, la mujer actuó contra el exlíder de los socialistas catalanes "a sabiendas de la condición de autoridad del señor Navarro y del cargo que ostentaba en el Parlament de Catalunya, así como del que había ostentado como alcalde de Terrassa", y con el ánimo de "menoscabar el principio de autoridad".

El escrito de acusación recuerda que Pere Navarro y su presunta agresora se sometieron a un proceso de mediación, en el que la mujer redactó una carta de disculpas al exlíder socialista, por lo que la Fiscalía le rebaja la petición de condena al aplicarle la atenuante de reparación del daño.

La agresión a Pere Navarro originó una polémica política en Cataluña, cuando el exdirigente socialista vinculó el ataque al "clima de crispación" que a su parecer había originado el proceso soberanista, lo que suscitó duras críticas entre los sectores y partidos independentistas.

La supuesta agresora, vecina de Ullastrell (Barcelona), admitió ante los Mossos d'Esquadra que agredió a Navarro porque, años antes, había tenido otro altercado con él cuando era alcalde de Terrassa y se le aproximó para reprocharle que la bandera catalana que colgaba del edificio consistorial estaba sucia.

Tras la agresión, la acusada -suegra del concejal de Economía en Sant Cugat del Vallès Carles Brugarolas- retiró su cuenta de Twitter, con la que había expresado su adhesión a varios manifiestos soberanistas y de apoyo al expresidente de la Generalitat Artur Mas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook