Vertidos de líquidos por una colisión y por la rotura de un tubo en una empresa 

15.09.2016 | 04:20

La Policía Municipal usó sepiolita para que absorbiese los fluidos vertidos en dos incidentes ocurridos el martes. El primero acaeció en la calle del Duero, donde la rotura de un tubo en una empresa provocó un reguero de líquido resbaladizo en la vía pública. La policía utilizó sepiolita y pidió la colaboración de Eco-equip. Ese vertido fue detectado a las 9.30 de la mañana. A las dos de la tarde se supo de otro en la Plaça Nova, donde un camión colisionó contra un bolardo, una barra que impide aparcamientos, y rompió su hidráulico. Según un testigo, el conductor bajó del vehículo, pero subió de nuevo y se marchó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook