Las cuencas internas despiden el verano con un 58% de reservas

14.09.2016 | 04:20
Imagen de la Llosa del Cavall en un momento de buen nivel de reservas de agua.
Imagen de la Llosa del Cavall en un momento de buen nivel de reservas de agua.

Los embalses de las cuencas internas afrontan un final de verano con unos niveles de reserva que rondan el 58%, 14 puntos menos que hace un año, en que las reservas alcanzaban el 72%. Las altas temperaturas y la sequía han condicionado el descenso de stoc, así como el incremento en la demanda registrado en zonas urbanas y en especial en los destinos turísticos.

Pese al retroceso en las reservas, la Agència Catalana de l'Aigua asegura que la demanda está garantizada hasta la próxima primavera incluso en el caso de que no lloviera.

Concretamente las reservas del sistema Ter Llobregat (Baells, la Llosa del Cavall y Sant Ponç), el que abastece el área metropolitana y también Terrassa, y del Ter (Sau y Susqueda) se encuentran a un 61% de su capacidad, 13 puntos por debajo del año pasado. Los embalses de Darnius Boadella (37%); el sistema Siurana-Riudecanyes (33,5%) y el embalse de Foix se encuentra al 73%.

Aunque se espera que el régimen de lluvias asociado a la temporada de otoño mejore las reservas en las próximas semanas, la Agència Catalana de l'Aigua aplica medidas preventivas desde hace días para garantizar mejores niveles de reserva. Se han reducido las extracciones para riego en La Muga y, dado que la cuenca del Llobregat acumula niveles más altos, se captará agua de los embalses del Llobregat para abastecer todo el sistema Ter-Llobregat.

La ACA asegura que las inversiones en interconexión realizadas durante los últimos años garantizan "el abastecimiento de más de 5 millones de personas y permiten un modelo de gestión de los recursos más flexible" para hacer llegar el agua a la zona metropolitana.

En paralelo, se ha procedido a incrementar la producción de agua desalinizada a través de la planta del Llobregat. En este momento funciona al 30%, mientras que de manera habitual y cuando los embalses están llenos su régimen de producción se sitúa en niveles mínimos del 10%.

Además, el ACA está revisando los pozos recuperados con motivo del episodio de sequía de 2007 y 2008. El objetivo es poderlos activar en caso de necesidad. Precisamente ayer la ACA presentó ante la Comissió de Dessembassament del sistema Ter-Llobregat el Pla Especial de Sequera, que está en información pública desde julio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook