Páginas de verano

American Horror Story: ¡Maten a los jugadores de béisbol!

06.09.2016 | 04:20

Los creadores de "American Horror Story", Ryan Murphy y Brad Falchik, decidieron contar una historia distinta e independiente en cada temporada aunque está previsto que al final se descubra que todas están relacionadas. Ryan Murphy se ha reservado la dirección del primer capítulo de cada tanda.

De momento, la conexión más evidente son los actores que van repitiendo -aunque no hay ninguno que haya aparecido en todos los episodios-, como Jessica Lange, Kathy Bates, Sarah Paulson, Evan Peters, Lily Raben, Taissa Farmiga, Angela Bassett y Denis O'Hare. Como sus personajes suelen morir asesinados, cuando no son fantasmas que ya estaban muertos desde el principio, y las tramas varian, deben cambiar de papel en cada temporada. En el caso de Kathy Bates, los personajes son diferentes pero la muerte se repite: a la pobre la han decapitado más de una vez.

Algunos personajes se inspiran en personas reales como el de Jimmy Darling (Evan Peters), trasunto del "Chico Langosta", un artista de circo deforme que fue condenado por asesinato, mientras que otros son de ficción pero llevan nombres de famosos.

Las víctimas del tiroteo en la escuela de la primera temporada, por ejemplo, se apellidan igual que los jugadores de los años 80 del equipo de béisbol Boston Red Sox. No se sabe cómo les sentó tan peculiar "homenaje".

Las reacciones ante el éxito de la serie han sido variadas. La Asociación Nacional de Clowns se quejó por la mala imagen que se da de los payasos en la cuarta temporada. En cambio, los dueños de la mansión Rosenheim de Los Ángeles, en la que se rodó el primer capítulo de la primera temporada -para los restantes episodios la recrearon en un plató-, estaban encantados porque la casa se vendió por casi ocho millones de dólares. Su nueva dueña la ha convertido en un alojamiento de lujo.

Claro que la propiedad ya era famosa. Combina los estilos gótico y modernista y la construyó en 1908 uno de los arquitectos americanos más influyentes, Alfred Rosenheim. Previamente había servido de escenario para muchas otras series televisivas, entre ellas "La hora de Alfred Hitchcock", "Expediente X", "Buffy Cazavampiros" o "Dexter".

El manicomio de la segunda temporada alberga, en realidad, un museo, aunque el edificio, sito en Orange County y conocido como Briarcliff Manor, antiguamente había sido utilizado como juzgado.

Otro lugar famoso en el que el equipo ha filmado escenas es la antigua academia de Miss Robichaux, en Nueva Orleans. En otros tiempos fue una escuela de negocios. En la tercera temporada de la serie era una escuela de brujería. Ahora su dueño la alquila para "celebrar aquelarres" a razón de cinco mil dólares la noche.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas