Debate

El síndrome postvacacional ¿es un mito o una realidad?

07.09.2016 | 04:20
El síndrome postvacacional ¿es un mito o una realidad?
El síndrome postvacacional ¿es un mito o una realidad?

El mes de septiembre ya ha llegado y con él la readaptación a la rutina laboral y familiar. Los expertos aseguran que crece el número de personas que les cuesta volver al trabajo marcado por unos horarios y unas obligaciones. Es lo que se ha bautizado como síndrome postvacacional o depresión postvacacional. Este trastorno adaptativo, no reconocido como enfermedad por la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo sufren al término de su periodo de descanso de estío un total de seis de cada diez españoles, según datos de la Asociación de Enfermería Familiar (AIFCC). El síndrome puede afectar a cualquier ciudadano pero los más propensos son aquellas personas insatisfechas con el desarrollo de su empleo. Este tipo de estrés también se da con mayor frecuencia a personas entorno los 45 años y más a mujeres que a hombres. Los síntomas que aparecen son dolores de cabeza, insomnio, bajo rendimiento laboral, cambios de humor o tristeza. Mantener un equilibrio en la alimentación y en las horas de descanso, así como algún deporte ayudan a que el retorno sea más llevadero.

Marta Carretero Gómez
Comerciante, 29 años

"He hecho tres semanas de vacaciones. No me ha costado demasiado volver al trabajo. ¡Hombre! Uno siempre está mejor de vacaciones pero volver a la rutina me gusta. En vacaciones no hay la obligación de cumplir con un horario laboral y estás mucho más libre. Pero, bueno, si no trabajáramos no podríamos hacer vacaciones".

Mireia Parrilla Almeida
Azafata, 24 años

"Esto del estrés postvacacional depende de cada uno y de factores. Yo, este año, no he tenido síndrome postvacacional. Al contrario, tenía ganas de trabajar. En junio finalicé mi contrato y me quedé sin trabajo y tuve vacaciones forzadas en julio y agosto. Y ahora en septiembre me ha salido un empleo. O sea que yo, en realidad, estoy contenta de ir al trabajo, de tener un empleo por lo que no me ha costado nada volver a la rutina laboral".

Toñi Lara Castro
Esteticista, 54 años

"Yo he realizado tres semanas de vacaciones y han ido muy bien. Hemos un poco de ruta por Galicia. Y después he vuelto al trabajo pero sin ningún trauma. De hecho que yo recuerde en mi vida laboral nunca me he sentido deprimida por volver al trabajo. Al contrario, mi oficio me gusta y vuelvo contenta. ¿Es un mito? Bueno, hay gente que si que dice que le pasa, que le cuesta volver al trabajo. No es mi caso".

Damaris Martín Fernández
Esteticista, 31 años

"A mi me gusta mucho mi trabajo por lo que nunca me ha supuesto un esfuerzo volver a reincorporarme. Yo hago vacaciones cada año. Unas vacaciones merecidas y que van muy bien para descansar. Pero regreso al trabajo sin problemas. Esto del síndrome postvacacional va un poco asociado al carácter de la persona y también si está a gusto con el trabajo que desarrolla. El empleo es una obligación que una persona contrae pero si uno disfruta con lo que hace es distinto porque la obligación es menos".

Jaume Vilaseca Gómez
Técnico de maquinaria, 31 años

"He hecho un mes de vacaciones y reconozco que me ha costado mucho regresar al trabajo. Yo creo que no es un mito. No sé si llamarlo "síndrome" o "pereza" pero si me cuesta. Porque en vacaciones puedes disponer del tiempo que quieres, cuando quieres y hacer lo que quieres, y eso está muy bien. Me gusta vivir sin horarios".

Jordi Escanes Tomàs
Ingeniero mecánico, 26 años

"Este año he tenido pocas vacaciones. Sólo he disfrutado de una semana y he aprovechado para viajar a Ibiza. Volver al trabajo no me ha costado mucho porque siete días pasan volando y, apenas, te da tiempo a cambiar de rutinas. Creo que no es un mito eso del trauma postvacacional. Algo hay de cierto porque cuando haces muchos días, te acostumbras a otro ritmo de vida y después te cuesta volver al de antes".

Valeria Baez Groso
Dependienta, 37 años

"Todavía no he hecho vacaciones. Me tocan en otoño, en noviembre, pero ya estoy acostumbrada. Trabajo en Fotoprix y en los meses de verano suele haber más trabajo. Estoy esperando este periodo de descanso con mucha ilusión. Yo soy de las personas alas que les cuesta volver al trabajo, a la rutina. No es un mito. Pero, bueno, enseguida te acostumbras. Lo que si me gustaría es hacer vacaciones en julio y agosto como la mayoría y cuando hace calor".

Joan Perarnau Gràcia
Comerciante, 58 años

"En mi comercio, Elit, hemos cerrado solo una semana, la del 15 de agosto, pero hemos hecho turnos y yo, en concreto, he gozado de tres semanas. A mi no me afecta regresar al trabajo porque este oficio de comerciante, que he hecho toda la vida, me gusta y ya se de sus horarios. Yo creo que esto del trauma postvacacional depende de la persona y de cómo esté en el trabajo".

Víctor Gutiérrez Parron
Empresario, 29 años

"He hecho dos semanas de vacaciones en julio. No me ha costado reincorporarme porque a mi gusta mi trabajo pero sí que sientes algo de pena porque se acaba la buena vida. Yo no padezco estrés postvacacional pero lo entiendo. En vacaciones bajas el ritmo y luego tienes que volver a tope. Creo que este periodo de adaptación le cuesta más a la persona que no está muy a gusto con su trabajo".

David Fernández Rodríguez
Barbero, 25 años

"En agosto tuve dos semanas de vacaciones. El regreso ha sido más fácil de lo que esperaba porque tengo un oficio, el de barbero, que me gusta y esto lo hace más fácil. Sí que pienso que puede haber gente que le cuesta readaptarse a la rutina después de un periodo de descanso pero será porque no está muy satifecho con su empleo. Lo importante es mentalizarse".

Josep Monferrer Martínez
Taxista, 53 años

"A mí cada vez me cuesta más volver al trabajo después de las vacaciones pero creo que el motivo es la edad, que ya me hago mayor. Pero, bueno, es lo que hay y uno tiene que ponerse las pilas. Esto del estrés postvacacional está algo mitificado porque la gente que trabaja ya sabe que las vacaciones no duran siempre y que tiene que volver. Las obligaciones no gustan a nadie".

Daniel Gómez Latorre
Taxista, 36 años

"Cuando vuelves del trabajo te cuesta un poco coger el ritmo después de unas vacaciones. Y más si eres de las personas que cambian totalmente de ciudad y de paisaje, y consiguen desconectar. Yo suelo dedicar el tiempo libre a practicar deporte. Me gusta mucho el ciclismo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook