Las palmeras de la plaza Adelina Gregoriano ya no molestan

30.08.2016 | 04:20
Las dos palmeras de la plaza que siguen en pie, alejadas de las viviendas.
Las dos palmeras de la plaza que siguen en pie, alejadas de las viviendas.

El Ayuntamiento ha intervenido en la placeta de Adelina Gregoriano, en el sector de Ca N'Aurell, donde las palmeras molestaban al vecindario por su proximidad a las viviendas. La solución ha pasado por la tala del ejemplar más cercano a las casas y la instalación de un sistema de sujeción que responde a la denominación "tutor" y que permite evitar el cimbreo incontrolado de los ejemplares, orientando el crecimiento en el sentido deseado.

El servicio de jardinería del Ayuntamiento de Terrassa ya había experimentado este sistema con éxito anteriormente, concretamente con un ciprés del Parc de Vallparadís.

En esta ocasión las obras han corrido a cargo de la empresa Natural i Arts Jardinería, que ha ejecutado la actuación por un importe de 1.952,94 euros.

La premisa de la actuación era conservar los ejemplares, de la especie "washingtonia filifera" y de gran valor ornamental. La opción de trasplantarlas fue descartada por el elevado coste y el riesgo para su supervivencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook