Salud

El aumento de senos se mantiene líder como la operación estética más solicitada

25.08.2016 | 04:21
Mejorar el busto, un deseo en alza.
Mejorar el busto, un deseo en alza.

La operación de aumento de pechos representa el 28,2% del total de operaciones de cirugía estética que se realizaron en nuestro país el pasado año. Ello demuestra que el aumento de senos sigue siendo la operación estética más demandada en España durante el primer semestre de 2016, seguida de la rinoplastia. Así lo confirma un estudio de Multiestetica.com, portal líder de la cirugía estética en España.

Dentro del 28,2% de operaciones de aumento de mamas existen dos grupos bastante definidos. Por un lado, mujeres de entre 20 y 30 años que quieren aumentar su talla para verse mejor y por otro, madres que quieren mejorar su pecho porque ha quedado menos firme después de los embarazos.

Antes de la operación surgen muchas dudas entre las pacientes, como por ejemplo, si el tamaño elegido será el correcto o qué tipo de prótesis será más conveniente utilizar según el resultado que se desee. Por este motivo es importante que tengan claro todos los aspectos antes de la operación para asegurar un resultado óptimo y que cumpla con sus expectativas.

Desde Multiestetica.com explican que la decisión más importante para las pacientes que se quieren operar el pecho es la elección del tamaño de las prótesis, que pueden ser de silicona o solución salina. Estas se miden en centímetros cúbicos y no en las tallas de sujetador como se suele pensar. Además, el resultado puede variar de una persona a otra ya que la talla final dependerá de varios factores, como por ejemplo, la talla inicial que se tenga, el volumen o el tamaño del tórax. En España los tamaños suelen ir de 120cc a 800cc, siendo 350cc el más utilizado. También se deberá escoger el perfil, es decir, la medida de proyección hacia delante del implante cuando lo miramos de lado. Este se clasifica en alto, medio o bajo.

Forma y textura
Los implantes dependiendo de su forma pueden ser anatómicos o redondos. Los anatómicos son más ovalados, en forma de lágrima o gota, mientas que los redondos tienen menos base y ofrecen un resultado más notorio. Otro factor que puede variar según la prótesis es la textura de la superficie, que puede ser lisa o rugosa. Esta última suele ser la más utilizada porque ofrece menos posibilidad de desplazamiento del implante mamario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook