Detenido por negarse a hacer las pruebas de alcoholemia tras un accidente

09.08.2016 | 14:16

Un conductor fue detenido el viernes por la tarde tras negarse a someterse a las pruebas de alcoholemia. Los hechos ocurrieron poco antes de las siete de la tarde en el barrio de Xúquer, cuando agentes de la Policía Municipal de Terrassa recibieron la llamada de un particular alertando de un accidente de tráfico que, aunque no había dejado heridos, parecía haber implicado a una persona en estado embriaguez. Cuando los agentes realizaron las pertinentes pruebas de acoholemia, uno de los conductores implicados dio positivo con un resultado de 0,77 miligramos de alcohol por aire espirado, el triple de lo permitido por ley. Los agentes lo trasladaron a dependencias policiales para repetir la prueba con dispositivos de precisión, lo que dio un resultado aún mayor: 0,86 miligramos por litro. Cuando quisieron efectuar la segunda prueba, y tras varios intentos infructuosos, el conductor se negó, por lo que procedieron a su detención.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook