Desarticulada una banda acusada de varios robos con fuerza en domicilios

02.08.2016 | 14:08
Varios de los objetos robados
Varios de los objetos robados

Agentes de los Mossos d'Esquadra de la Unitat central de Robatoris amb Força han detenido a cuatro hombres georgianos miembros de una organización criminal, de edades comprendidas entre los 25 y los 37 años, como presuntos autores de diferentes robos con fuerza en el interior de domicilios de la zona metropolitana de Barcelona y pertenencia a organización criminal. Con estas detenciones se ha culminado una investigación, que ha sido desarrollada en dos fases distintas y que ha durado unos siete meses. En total, se ha detenido a 13 personas y se han realizado cinco entradas y pesquisas en las ciudades de Barcelona, Santa Coloma de Gramanet y Sant Feliu de Llobregat.

La investigación se inició el mes de diciembre de 2015 a raíz de un robo con fuerza cometido en un piso de Barcelona en el que los ladrones habrían forzado la ventana de una habitación, mientras el propietario se encontraba en otra habitación, aunque no lograron llevarse nada.

En una primera fase de la investigación, llevada a cabo por los efectivos del Àrea d'Investigació Criminal de la Regió Metropolitana de Barcelona, se consiguió la desarticulación de un primer grupo de nueve ladrones de origen georgiano. En las entradas y registros practicados el 10 de mayo, se recuperaron joyas, aparatos electrónicos, herramientas específicas para violentar las cerraduras de las puertas y un gran número de marcadores de puertas transparentes.

La metodología de trabajo usada se basaba en la colocación de marcadores de plástico en las puertas de los domicilios. Los autores de los hechos podían llegar a colocar en un día hasta 50 marcadores. Una vez detectaban qué pisos podrían encontrarse vacíos, efectuaban los robos, utilizando un sistema para violentar las puertas de acceso altamente especializado.

Esta primera fase aportó datos sobre los dos líderes de la organización que fueron investigados en una segunda fase, en la que además, se pudo identificar a un segundo grupo de ladrones, también de origen georgiano, que habían substituido, de forma inmediata, al primer grupo. Los dos líderes de la organización delictiva, que daban instrucciones directas al resto de compañeros, estaban en prisión cumpliendo condenas por otros delitos cometidos de la misma tipología.

De nuevo, en la segunda fase de la investigación, tutelada por el Juzgado de Instrucción número 1 de Terrassa, se realizaron entradas y registros, donde se intervinieron joyas y material informático procedente de los robos y se detuvo a cuatro hombres georgianos.

Gracias a las detenciones practicadas, se da por desarticulada una branca local de una organización criminal de origen georgiano establecida en toda Europa.

Hasta el momento, se ha devuelto una parte de las joyas y material informático intervenidos a los detenidos a sus legítimos propietarios. El resto de objetos se introducirán al apartado de la página web que los Mossos d'Esquadra gestiona a tales efectos.

El resultado de la operación, tras declarar en sede judicial, fue el ingreso a prisión para nueve de los detenidos, mientras que cuatro quedaron en libertad con cargos. La investigación continúa abierta y no se descartan más detenciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook