Sucesos

Doce personas intoxicadas en el incendio de un piso en Can Parellada

29.07.2016 | 04:21
La escalera del edificio de viviendas, en Can Parellada, afectada por la humareda.
La escalera del edificio de viviendas, en Can Parellada, afectada por la humareda.

El lavadero de un piso ardió ayer en Can Parellada y la inhalación del humo resultante intoxicó a doce personas, dos de ellas agentes de policía, según fuentes policiales. Seis de los vecinos afectados fueron atendidos en la zona, pero los sanitarios no los trasladaron a ningún hospital. Tampoco fue necesario llevar a los dos guardias a un centro clínico. Las otras cuatro personas damnificadas sí recibieron asistencia: en el hospital universitario Mútua Terrassa.

Ocurrió en un bloque de viviendas situado en la calle de Romania. El aviso de alerta llegó a Bombers de la Generalitat a las 4.57 de la madrugada: se había declarado un incendio en el lavadero de uno de los pisos. Tres dotaciones de bomberos acudieron al punto indicado por la llamada a emergencias.

Cuando llegaron los camiones de Bombers, ya estaban en el sector dotaciones de la Policía Municipal, cuerpo al que habían telefoneado varios testigos, además del 112, para advertir del fuego; en principio, parecía que el origen de todo estaba en una lavadora. Los agentes hicieron uso de cuatro extintores de los coches patrulla, y de cinco de la comunidad, para contener las llamas a la espera de los bomberos. Todo el vecindario salió a la calle, desalojando sus domicilios. Pudieron volver a sus hogares a las 5.50 de la mañana.

El fuego había prendido en unos electrodomésticos y se había extendido por la galería, generando una espesa humareda. El SEM desplazó a cuatro equipos en otras tantas ambulancias: dos básicas, una medicalizada y una avanzada.

Ya en la calle, el personal médico asistió a los damnificados: diez residentes en el bloque y dos agentes de la Policía Municipal que respiraron humo cuando socorrían a una mujer. La mayoría sólo requirió de esa primera asistencia y obtuvo el alta in situ. Cuatro víctimas sí fueron derivadas a un hospital, a Mútua Terrassa, aunque los síntomas de su intoxicación tampoco parecían graves.

Zona acordonada
Mientras la policía cortaba el tráfico y acordonaba los aledaños del bloque, los bomberos atacaban el incendio. Lo sofocaron del todo a las 5.23 de la mañana, unos veinticinco minutos después de recibida la comunicación de alerta.

Las llamas destruyeron una lavadora y una nevera y toda la galería. La cocina del domicilio quedó dañada, sobre todo por el humo, que se esparció por el rellano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook