Una alumna estudia los efectos de móviles y WiFi en la UPC

20.07.2016 | 10:58
Marta Riquelme, con el medidor que ha utilizado para su trabajo, junto al profesor Ignasi Gil.
Marta Riquelme, con el medidor que ha utilizado para su trabajo, junto al profesor Ignasi Gil.

El campus de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) en Terrassa dispone del primer mapa de radiaciones electromagnéticas. El trabajo ha sido realizado por Marta Riquelme, graduada en Ingeniería en Sistemas Audiovisuales por la Escola Superior d'Enginyeries Industrial, Aeroespacial i Audiovisual (Etseiaat) en el marco de su proyecto de fin de carrera.

Riquelme ha analizado el nivel de radiaciones del edificio más histórico y emblemático del campus -el "Palau d' Indústries"-y ha determinado que los valores registrados por el uso de la WiFi y móviles están muy por debajo de las normativas catalana e internacionales. Así, el valor máximo registrado en este edificio es de 2,5 voltios por metro (V/m) y el nivel mínimo de 0.014 V/m frente a los máximos 19 V/m que marca la Generalitat o los 28 V/m que fija también como máximo la Comisión Internacional para la protección de Radiaciones no ionizantes (ICNIRP). Marta Riquelme ha indagado durante seis meses, bajo la dirección del profesor Ignasi Gil, sobre la repercusión de los aparatos electrónicos en el edificio modernista del arquitecto Lluís Muncunill. Ha recorrido pasillos, aulas, despachos y laboratorios. Durante su trayecto tomó 577 medidas e invirtió seis minutos en cada una de ellas siguiendo los estándares que marca la regulación, con un total de 240 horas de trabajo de campo.

Las medidas fueron efectuadas con un medidor de campos electromagnéticos modelo WavControl SMP2. El medidor incorpora un programa que permite exportar las medidas directamente a un ordenador. Además puede realizar medidas de banda ancha y al mismo tiempo hacer un análisis espectral. De este modo, con el uso de otro programa de representación denominado QWGSI ha podido diferenciar los niveles diferentes de radiaciones con diversos colores que representan las intensidades varias.

Así, con todas las medidas captadas ha generado un mapa del edificio histórico de la Eseiaat donde se puede ver, de manera muy visual, los niveles de radiaciones electromagnéticas e identificar los espacios donde son más altos y más bajos. En ningún caso, sin embargo, objeto de corrección o preocupación puesto que los valores permitidos por ley para frecuencias entre 100 a 400 MHz (donde se enmarca la sede universitaria) son muy superiores.

El dato

577
Es el número de medidas que ha tomado la alumna para su estudio

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook