Por dOLORS FONT 

La serie que vaticinó el paso de Donald Trump a la política

20.07.2016 | 10:58

i los americanos usaran dos apellidos, el creador de "Los Simpson" se llamaría Matt Groening Wiggum. No sabemos qué pensará su madre de que haya puesto su nombre a un personaje tonto y con cara de cerdito pero, por lo menos, seguro que está orgullosa de que su hijo sea el artífice de la serie de animación más vista y longeva de la historia.

Groening es muy aficionado a utilizar los nombres de sus parientes para bautizar a sus personajes de ficción. En su familia hay una Marge, una Lisa, una Maggie, una Patty, dos Abraham y dos Homer. Homer Simpson, sin embargo, también era el nombre del personaje de Donald Sutherland en "Como plaga de langosta" (1975), tal como hizo notar el actor en 1996 cuando acudió a doblar a un personaje en un capítulo de la serie.

Son muchos los famosos que han intervenido en "Los Simpson", haciendo de si mismos o en roles de ficción. Es curioso el caso de Michael Jackson, que interpretó a un impostor que se hacía pasar por... ¡Michael Jackson! y no quiso que su nombre apareciera en los títulos de crédito o el de Liz Taylor, que aparte de aparecer como sí misma en un episodio, aceptó salir en otro en el que sólo decía una palabra, "papá", la primera palabra de la pequeña Maggie.

Julian Assange, Stephen King, Paul McCartney, Ringo Starr, George Harrison, Plácido Domingo, Stephen Hawking y el futbolista Ronaldo son otras celebridades que se han doblado a sí mismas. En un capítulo también vimos una parodia del asesino que encarnaba Javier Bardem en "No es país para viejos" y en otro a Donald Trump destruyendo el país desde la Casa Blanca, quince años antes de que el verdadero anunciara en la vida real que se presentaba a las elecciones.

Como aquí vemos la serie doblada, pocos saben que la voz de Bart es la de una actriz de 58 años, Nancy Cartwright, que curiosamente se había presentado al cásting para hacer de Lisa. De hecho, el programa, al ser de dibujos animados, se emite doblado casi en todas partes. Al parecer, sólo en Holanda y Suecia los televidentes boicotearon la versión doblada y exigieron la emisión en inglés con subtítulos. Ah, pero cuando Bart dice "¡Ay, caramba!" lo dice en castellano en todas las versiones, empezando por la original.

La famosa exclamación de Homer "¡Ouch!" es "D'oh!" en la versión en inglés y se ha popularizado tanto que los británicos ya la han incorporado al diccionario. Ni los guionistas podrían haberlo mejorado.

Como todo el mundo sabe, la acción de la serie transcurre en una ciudad llamada Springfield pero ¿dónde está? En Estados Unidos hay varias Springfield y ni los guionistas ni los dibujantes han dado ninguna pista sino que más bien han jugado a despistar. El mapa de la urbe que aparece colgado en la oficina del sheriff, por ejemplo, tiene la forma de Constantinopla (actual Estambul) en la Edad Media y los nombres de las calles y establecimientos pertenecen a distintas poblaciones americanas. Y el bar de Moe es, por lo visto, la réplica exacta del bar al que iba uno de los dibujantes en su época de estudiante en la universidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook